¿Para qué sirven los masajes reductores?


Ideales para relajarse y estimular el movimiento de la grasa, los masajes reductivos son muy recomendados cuando se desea trabajar sobre la adiposidad localizada.

Se pueden realizar tanto en cintura, como abdomen, brazos, piernas, caderas y glúteos. Con la técnica utilizada, la grasa se moviliza y mejora la circulación de la zona, por lo que también se reduce en buenos niveles a la celulitis y las toxinas del cuerpo.

Su funcionamiento

Es una modalidad de masaje que se realiza con una presión fuerte y una velocidad más rápida a la usual. La duración es de alrededor de diez o quince minutos dependiendo del paciente y la zona a tratar.

Las técnicas de masaje que se utilizan son:

  • Amasamiento.
  • Pellizcamiento.
  • Roce.
  • Percusión.
  • Hachadura.
  • Técnicas del masaje para estreñimiento.

Técnicas del masaje para estreñimiento

Para realizar las maniobras pueden utilizarse geles reductivos, algas, aceites drenantes, vapor y arcilla.

El masaje reductivo reduce medidas no peso y para lograr resultados es importante acompañarlo con una dieta sana, ejercicio físico y el uso de aparatología u otros tratamientos estéticos complementarios.

Tras varias sesiones se logra la tonificación y afirmación del tejido adiposo, dando consistencia al cuerpo y ayudando a la eliminación de celulitis.

Desventajas

  • Las tallas pueden bajar en el momento y luego volver a aumentar. Por ello, el tratamiento debe acompañarse de dieta y ejercicio para mejores resultados.
  • Las cremas especiales para los masajes reductivos pueden causar alergias en algunas personas.
  • Puede provocar moretones por la intensidad del masaje, depende de la persona, y estos desaparecen luego.