corte de calle

Nueva manifestación de gastronómicos: "El delivery no alcanza para mantener la actividad"

La protesta se llevó adelante este martes en Pellegrini y Paraguay convocada por la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra).


Representantes del sector gastronómico de Rosario volvieron a manifestarse este martes bajo la consigna "Necesitamos trabajar ya" en el marco de las restricciones impuestas por el gobernador Perotti para frenar la curva de contagios de coronavirus en Rosario. La protesta fue convocada por el sindicato Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) en Pellegrini y Paraguay e incluyó un corte de calle. "El sistema de delivery no alcanza para mantener la actividad", aseguraron durante el encuentro.

"El sistema de delivery no alcanza para mantener la actividad gastronómica, que es un semillero de pymes. Está compuesta por todas empresas familiares y con algunos trabajadores", destacó Mario Di Renzo, secretario General de Uthgra. "Viven al día (los empresarios), como el trabajador . Hoy en día un trabajador no puede vivir con el 75 por ciento del sueldo como estaba cobrando".

Además, el sindicalista se refirió al delicado contexto salarial. "Al principio de la pandemia tendríamos que haber incorporado un tramo de la paritaria 2019/2020, que no se pudo implementar", manifestó y reconoció que todavía se desconoce la fecha de una nueva negociación con las autoridades. "Tenemos muchos trabajadores con muchas dificultades, algunos compañeros que alquilan y no pueden pagar. Están amontonándose en las casas de familiares", graficó.

Por otra parte, admitió que el plan de Asistencia al Trabajo (ATP) otorgado por el gobierno nacional representa una ayuda para los empresarios  para cubrir parte de los sueldos. De todos modos, el insistió en que el estado de cosas actual resulta insostenible para el sector.

Protocolo

En tanto, Di Renzo enfatizó en la seguridad de los protocolos sanitarios en los locales gastronómico. "Nuestra actividad tiene un protocolo muy bueno, que no empieza cuando ingresa el cliente  al bar o al restaurante. Antes de la apertura del establecimiento ya se aplica el protocolo con el proveedor cuando deja la mercadería", concluyó.