CRIMEN Y JUSTICIA

“No, José, no quiero”: el desgarrador relato de una nena abusada por el chofer que la llevaba al colegio

Ocurrió en Misiones, cuando una joven de 13 años denunció a un hombre de 49 que la trasladaba todos los días a la escuela.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 19 de septiembre, 2018

“Yo no sabía qué hacer. Tenía miedo, mamá”. Del otro lado del teléfono a una madre le cuesta horrores hablar. “Uno confía en estas personas, pero no puede ser, este hombre no puede trabajar nunca más con chicos”, dijo María, con la voz entrecortada, resistiendo el llanto sin ocultar el dolor. “Me contó que no hubo forcejeos. Mi hija me dijo que este hombre, llamado Jose María, la empezó a tocar y ella le dijo: ‘No, José, por favor no quiero’. Le pregunté si había sido la primera vez y ella me dijo que no. Mi hija es tan buenita que él pensó que nunca lo iba a decir”.

El relato es estremecedor y el accionar del chofer posadeño, de 49 años, demasiado aberrante como para describirlo en palabras. En su transporte, una pequeña camioneta con menos de 20 asientos, pasaba a buscar cada mañana a adultos y menores que llevaba a sus respectivos trabajos y también a los colegios a los que los niños acudían. La denuncia de María ocurrió luego de que su hija, de 13 años, contara en la escuela -y luego a su madre- lo que había ocurrido durante las primeras horas de la mañana del viernes 14.

“Me viene el orgullo de tener una hija así, con esa valentía. Que sea un ejemplo para otras nenas, que cuenten cualquier agarre o abrazo que no les guste. Si ellas sienten que no están cómodas, que no fue agradable, que hablen. Así se inicia”, declaró María en Red Ciudadana, radio local de Posadas.

El chofer se entregó a la Justicia durante el mediodía

El hecho ocurrió en el barrio Itaembé Miní de la capital provincial. “Era poco el trato. Respetuoso. Pasaba a cobrar, se le pagaba y nada más. Se lo veía siempre como buena persona. No puedo creer lo que pasó. Ella trasladaba a mi hija desde que ella tiene 7 años”, agregó la mamá de la víctima.

“Los transportes no pertenecen al colegio, los contrata cada familia, por lo que nosotros no conocíamos al chofer ni tenemos trato con ningún otro. Por otra parte es la primera vez que vivimos una situación similar desde que estoy en la parte directiva de la escuela”, dijo a Infobae el Juan Rajimón, rector del colegio Roque González.

“Cuando la niña ingresó a la institución, le contó a sus compañeras y compañeros lo ocurrido. Fue llevada a la dirección y allí se contactaron con su madre, quien al conocer lo sucedido a la Comisaría de la Mujer de la Unidad Regional I de Posadas para denunciarlo”, agregó el rector.

El Instituto Roque González, ubicado en el centro de Posadas

“Me llaman y me dicen que necesitaban hablar conmigo sobre el tema del transporte. Yo no me imaginé nunca, yo confiaba en esa persona. Era la única persona extraña que yo le entregaba a mi hija para llevarla al colegio. Lo hacía desde el cuarto grado”, sostuvo María. Según expresó al medio radial, el abuso tuvo lugar luego de que una mujer descendiera del transporte hacia su trabajo. En el fondo otros niños más pequeños dormían y solo la adolescente quedó adelante. Allí el chofer paró el vehículo, comenzó a tocarla e intentó violarla.

El chofer le pidió a la joven que no contara nada. Pero luego de dejarla en el colegio, no volvió a su casa. Cuando los efectivos policiales comenzaron los allanamientos para detenerlo, se encontraron con el que el conductor estaba prófugo. Al enterarse de la presencia policial, presentó en la Justicia -a través del abogado Alberto Arona Cemborain- un pedido de exención de prisión, el cual fue rechazado por Marcelo Cardozo, el juez de Instrucción Uno.

Durante el mediodía del martes, el acusado se entregó a la Justicia y fue detenido. El juez ordenó, al mismo tiempo, que la joven declare en Cámara Gesell.

 

FUENTE: INFOBAE

Comentarios