rosarinos en el mundial

Nahuel Guzmán, un Patón que pisó fuerte y llegó a Rusia


El Patón pisó firme. Se ganó su lugar en la Selección, fue una fija para el Mundial hasta que apareció "SuperArmani" y lo obligó a Jorge Sampaoli a dejarlo afuera de la lista de 23. Por la desgracia de la lesión de Sergio Romero, volvió e intenta demostrarle al DT que práctica tras práctica está en condiciones de salir desde el arranque. Nahuel Guzmán, a sus 32 años, tiene ante sí la oportunidad de su vida.

Rosario Nuestro dialogó con el técnico que lo tuvo en la quinta división y en la Reserva de Newell's, Adrián Taffarel, destacó: "La personalidad indudablemente la tuvo siempre, lo que reconozco que mejoró muchísimo es el juego con los pies. Tenía un déficit de fallas, de golpe de pelota, pero con el transcurso de los años lo ha corregido".

Quien fuese delantero de la Lepra entre finales de los 80 y comienzos de los 90, aseguró que Guzmán "con el Tata Martino tuvo la mayor evolución futbolística" y lo explicó: "Ahí se destacó como un jugador de campo, era casi un libero y jugaba prácticamente todo el tiempo con los pies"

"Había quedado afuera y volvió a entrar en la Selección y no lo tomó como que lo llevaron porque se lesionó, lo tomó como que lo llevaron para pelear un lugar", valoró Taffarel acerca de cómo afrontó el actual arquero de Tigre la chance que se le abrió por la baja de Romero y cerró: "Quiero felicitarlo, la carrera que ha logrado es todo mérito de él".

x
Paladini flotante