EMBLEMÁTICA SONRISA

Mudanza temporal para la Gioconda, la obra de arte más famosa de la historia


El Museo del Louvre anunció hoy que trasladará en julio, de forma excepcional, su obra más emblemática, «La Gioconda», a otra área del edificio, para finalizar la renovación de la sala en la que se encuentra.

La pintura más famosa de Leonardo da Vinci se mudará a otra sala en el seno del museo, la Galería Médici, donde el público podrá visitarla desde el 17 de julio hasta mediados de octubre, el tiempo necesario para finalizar las obras de la Sala de los Estados, iniciadas en enero pasado.

A través de un comunicado, que replicaron todos los medios de Francia y muchos otros en el mundo, el museo más visitado del mundo anunció que el próximo 16 de julio, durante la noche, la Mona Lisa, viajará unos pocos metros, exactamente a «cien pasos» de donde se halla actualmente, hasta la Galería Medici.

Allí, en una de las salas más grandes del museo, el público la podrá visitar desde la mañana siguiente, en un espacio vidriado, con aire acondicionado y blindado, tal como el que se expone actualmente, dijeron también a través de la cuenta de Twitter de la institución parisina.

Jean-Luc Martinez, presidente y director del Louvre, dijo en un comunicado que «éste es el comienzo de una gran renovación del museo tanto por dentro como por fuera. La Sala de los Estados, donde reside Mona Lisa, es la más visitada. Decenas de miles de personas van allí todos los días».

En el comunicado, el Louvre precisó que «La Gioconda» es una obra particularmente frágil que no puede viajar fuera del museo, y explicó que si cerraran la sala para realizar las reformas, sin mudar la obra de arte, «unas 15 mil personas por día se privarían de poder ver a la Mona Lisa».

De este modo, desde el 17 de julio y hasta mediados de octubre de 2019, la Gioconda -obra frágil, pintada al óleo sobre un fino panel de álamo- se presentará excepcionalmente en la sala 801, en la Galería Medici,

El Louvre estima que cerca del 70 por ciento de sus visitantes tienen como objetivo principal ver de cerca esta obra, que desde julio estará albergada junto a sus nuevos «vecinos»: unas 24 grandes pinturas de Rubens que decoraban el palacio parisino de Luxemburgo.

La Gioconda (1503-1519) es el retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, quien encargó la pintura a Da Vinci. Es conocida también como la Mona (señora en italiano antiguo) Lisa (nombre de la modelo).

La fama de esta pintura no se basa únicamente en la técnica empleada (el sfumato) o en su belleza, sino también en algunos misterios que la rodean, como cuando fue robada en 1911, por encargo de un argentino engañador conocido como el marqués de Valfierno.

Las reproducciones realizadas, las múltiples obras de arte que se han inspirado en el cuadro y las parodias existentes contribuyen a convertir a La Gioconda en el cuadro más famoso del mundo, visitado por millones de personas anualmente, en coincidencia con este 2019 en el que se cumplen 500 años de la muerte de Da Vinci (1452-1519).