Caso maldonado

Mochilas y camperas: el saldo del procedimiento de ayer en territorio mapuche

El juzgado federal de Esquel dio detalles del procedimiento que se realizó ayer en el Pu Lof de Cushamen.

Por Rosario Nuestro

martes 19 de septiembre, 2017

El juzgado federal de Esquel, a cargo de Guido Otranto, informó hoy oficialmente que en el procedimiento de ayer en el terreno de la comunidad mapuche en la localidad chubutense de Cushamen se hallaron y secuestraron dos mochilas y camperas que coinciden con los colores de las que usaba Santiago Maldonado. También se secuestraron celulares con el objetivo de determinar si alguno pertenecía a Maldonado o pueden aportar datos para la investigación.

El informe señala que en una de las viviendas allanadas se secuestró una mochila “cuyas características coinciden parcialmente con la descripta por dos testigos como la que usaba Santiago Maldonado el día de su desaparición. Se han secuestrado también varias camperas de color negro como la que llevaba puesta la persona que se ve en la filmación entregada por la abogada que representa a la familia de Santiago Maldonado”.

También se informa que se secuestraron teléfonos celulares encontrados en las diferentes viviendas inspeccionadas “con el objeto de determinar si alguno de ellos pertenece a Santiago Maldonado o si registran datos relevantes para explicar su desaparición”. Los elementos encontrados serán objeto de análisis científico para determinar si pertenecen a la víctima.

El juzgado remarcó que el sector que del Pu Lof en Resistencia, del
Departamento Cushamen, tiene una extensión aproximada de 1300
hectáreas, que ayer fue rastrillada en su totalidad. Para la tarea se requirió de la intervención de 367 efectivos de la Policía Federal Argentina, Prefectura Naval Argentina y Policía de Seguridad Aeroportuaria. También intervinieron unidades especializadas de la Policía de Santiago del Estero, Policía de la Provincia de Buenos Aires, Policía de San Luis y Policía de Río Negro.

En total, se revisaron 21 construcciones. Algunas de ellas, dice el informe, “son utilizadas como vivienda por los miembros de la comunidad, otras como puestos de guardia y muchas otras construcciones están en evidente estado de abandono”. En el momento en que las fuerzas de seguridad iniciaron el allanamiento detectaron la presencia de 4 personas en
diferentes lugares de la zona. Los 3 varones fueron identificados y quedaron bajo custodia policial hasta que culminó el procedimiento. La cuarta persona, una mujer, no permitió que pueda ser debidamente identificada, por lo cual fue conducida con esa finalidad a la ciudad de Esquel. Recuperó su libertad en horas de la tarde.

Comentarios