contra del gradualismo de Cambiemos

Milei y Tetaz participaron del encuentro anual de Rosario Finanzas

Para los economistas, el gobierno debe incursionar con las reformas lo antes posible, ya que cuenta con el respaldo de la sociedad.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 26 de octubre, 2017

La quinta edición de Expo Inversiones Rosario finalizó jueves después de dos días de intensos debates. La muestra contó con 11 paneles de especialistas que trataron diversas temáticas: inversión bursátil, desarrollo inmobiliario, mercado  de granos y commodities, entre otros.

El cierre del evento estuvo a cargo de Javier Milei y Martín Tetaz, quienes formaron parte de un panel sobre las consecuencias económicas posteriores a las recientes elecciones. Asimismo, expusieron sobre la posible reforma laboral e impositiva que intenta el gobierno nacional a corto plazo.

Ante un nutrido público, compuesto por prestigiosos empresarios de toda Latinoamérica y por alumnos de las carreras de economía, Javier Millei y Martin Tetaz comenzaron sus disertaciones junto con el profesor de economía de la UNR Diego Nicolás Marcos.

Javier Millei fue quien tomó la palabra en primer término, después de agradecer a los presentes. Dijo que es muy positivo que el proyecto político de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner haya “dejado de ser electoralmente potable” para el 2019. “Básicamente, si hay algo malo que le pasó a la historia argentina fue el kirchnerismo”, argumentó y llamó a este proceso político “uno de los peores” que tuvo el país.

Milei relató en su ponencia que junto a su colega Diego Giacomini hicieron un trabajo denominado “Termómetro de Riqueza”. Para ello, identificaron cuatro elementos que terminan impactando sobre el tipo de cambio: 1) el equilibrio externo, determinado por los términos del intercambio; 2) la presión fiscal, la tasa de interés y la calidad de los servicios públicos; 3) el salario real; 4) las cuestiones monetarias y las expectativas.

Según este sistema de medición, el gobierno kirchnerista fue el que más destruyó riqueza en una serie de 70 años. Cada vez que ese indicador superó los cuarenta puntos, dijo Milei, la Argentina padeció crisis. “Considerando el bloque 2003-2015, luego de la reactivación de los primeros cuatro años, el crecimiento al 8% se saturó, en los 4 años siguientes se desaceleró y en los últimos cuatro dejó de crecer y la tasa de inflación pasó al 30 por ciento”, dijo Milei.

Por otra parte, señaló que le pareció muy positivo lo que pasó el domingo en materia electoral, porque si la excusa del gobierno era no avanzar en las reformas por falta poder, “ahora está respaldado  y las chances de que tomen curso es más probable”.

Milei consideró que el gobierno debería avanzar en tres reformas: en primera medida, una reforma del Estado que implique una baja en el gasto público;  en segunda instancia, una reforma ligada al mercado laboral; y como tercera, la transformación del sistema previsional. “Cuando un sistema la relación aportante sobre pasivo está en dos, está en peligro. En argentina los trabajadores privados están en torno a uno, lo que quiere decir,  que el sistema está quebrado y genera un déficit fiscal de tres puntos del PBI por lo cual si no se arregla esto es grave”, explicó.

Por su parte, Martín Tetaz comenzó su exposición hablando sobre la reforma fiscal y pronosticó que no va a existir una reforma fiscal en términos de reducción de impuesto globales sino que se trabajará sobre el ingreso neutral que es la suba de un impuesto y la baja de otro. La segunda es el gradualismo en las medidas y  cambio cualitativo.

Tetaz teorizó sobre los impuestos y dijo que deberían estar sobre las personas y no sobre sus bienes. A continuación, agregó que hay que romper con la falta de relación entre las políticas del estado y sus consecuencias. Para el economista, lo ideal sería que el contribuyente sepa los impuestos que paga. “La gente solo demanda por el impuesto que ve, pero nadie dice nada del robo de ingresos brutos que está dentro del producto,  nadie  sabe cuánto es”, expuso.

“Si vos me das la educación y la salud pública de Finlandia está bien que me cobres y entramos en otro nivel de discusión. El problema es cuando vos me querés cobrar  como si me dieras esa educación y salud pública fueran de primera”, reflexionó Tetaz, que dijo que manda a su hijo a una escuela privada no porque le guste pagar sino por el sistema público no es eficiente.

En continuidad con lo planteado por Tetaz, Milei sostuvo que lo más importante de la agenda de cambios debe ser  “sacar al Estado”  lo más del medio posible. “Yo quiero un Estado mucho más chico”, dijo.  Y agregó que al Estado le gusta gastar el dinero porque no le pertenece y es de otro. “La peor forma de gastar es gastar la plata de otros en otros, eso se llama Estado de Bienestar, es utópico pensar que va a funcionar bien, y si a eso le suman que se financia con una fuente coactiva llamada impuestos, eso quita libertades individuales”, argumentó.

Sobre la reforma laboral Tetaz dijo que en estos momentos circula en redes sociales “muchos mensajes panfletarios que argumentan perdidas de derechos de parte de los trabajadores”. Según el economista, el gobierno deberá sortear tres obstáculos para obtener el visto bueno en la medida: en primer lugar, el poder legislativo, ya que la norma deberá salir por ese medio. En segundo lugar, los sindicatos con quien deberá pactar y acordar; y en tercer lugar, la justicia, que deberá dar el visto bueno si no impugna su inconstitucionalidad.

“Me parece que la reforma va ser sector por sector y mucho más fragmentada de lo que estamos esperando. Pero si hay largo que logre que la Argentina pueda despegar económicamente  tiene que ver con la cuestión laboral y no tanto desde el costo laboral directo sino más bien con el indirecto”, dijo e informó que dentro de la nomina indirecta de un empresario,  el 7% está destinado para afrontar juicios laborales.

Comentarios