Quiere otro balón de oro

Messi va por la triple corona para recuperar su trono


Está todo dado para que Lionel Messi se quede con un nuevo Balón de Oro, el que sería el sexto en su brillante carrera y no consigue desde la edición 2015, opacado por Cristiano Ronaldo en dos ocasiones y Luka Modric en el de 2018.

De hecho, cuando el premio se otorgó al croata, el astro rosarino ni siquiera integró el podio y quedó en el quinto lugar en la votación que realizaron entrenadores, jugadores y periodistas.

Resulta que pesan enormemente los logros colectivos y en la temporada pasada el Barcelona de Messi quedó eliminado en cuartos de final de la Champions, mientras que en el Mundial de Rusia la selección argentina se quedó en octavos contra el campeón Francia.

La realidad es distinta en este caso: el equipo culé tiene la posibilidad de quedarse con la triple corona como hizo en otras épocas con Pep Guardiola o Luis Enrique, lo cual sería clave para terminar de inclinar la balanza a favor de Leo.

Con la Liga española prácticamente en el bolsillo, el Barsa puede ganar también la Copa del Rey (enfrentará en la final del 25 de mayo al Valencia) e intentará eliminar al Liverpool para ir por la Orejona contra Ajax o Tottenham.

A su vez, Messi va camino a ser el máximo goleador de la Champions, ya que tiene diez tantos anotados y sus perseguidores más cercanos que siguen en competencia son Dusan Tadic del conjunto holandés con seis conquistas y Harry Kane de los Spurs con cinco.

Con respecto a quedarse con la Bota de Oro (el premio al principal artillero de la temporada en las ligas europeas), el capitán del Barcelona hasta ahora convirtió 33 goles en el torneo ibérico, siendo el francés Kylian Mbappé del Paris Saint-Germain el único que puede hacerle sombra con 27 tantos en la Ligue-1.

Sin Cristiano Ronaldo en el camino, el crack rosarino está frente a una gran posibilidad de regresar a su trono como el mejor futbolista del planeta, al menos en lo que respecta a distinciones, ya que desde hace varios años está claro que no hay uno igual.