SALUD

Médico rosarino descubrió cómo se puede evitar un infarto o ACV

El doctor Rafael Díaz, junto con un equipo de investigadores, presentó un importante estudio que logra reducir los eventos vasculares en pacientes de riesgo. Rosario Nuestro habló con él.

Redacción Rosario Nuestro

martes 15 de agosto, 2017

Prevenir las enfermedades y anticiparse a consecuencias mortales es uno de los principales objetivos de la medicina actual. Ese fue el fin de la investigación presentada por el médico rosarino Rafael Díaz, director de Cardiología del ICR, en el Congreso Mundial de Cardiología de Chicago (Estados Unidos). El estudio apunta a prevenir un problema cotidiano de la gente, como el colesterol y la presión alta, pero que si no es tratado puede terminar en un evento vascular como un infarto o ACV.

La particularidad de esta investigación fue que apuntó a pacientes que todavía no habían sufrido un evento vascular, pero presentaban un riesgo importante de desarrollarlo en los próximos años. Rosario Nuestro charló con el médico rosarino para explicar cómo llegaron a la conclusión de que con tres pastillas diarias se pueden evitar estos eventos.

-¿En qué consiste el estudio y cuáles fueron los resultados?

-Es un estudio de prevención primaria que se hizo en pacientes que no habían tenido un evento vascular previo, que normalmente no tienen indicación de nada, pero que estaban en riesgo de desarrollar un evento de ese tipo en los próximos años por múltiples variables clínicas.

Analizamos a doce mil pacientes y después de casi ocho años de seguimiento, llegamos a la conclusión de que la estatina posee un efecto que reduce en un 25% el riesgo de desarrollar un evento vascular, muerte, infarto o ACV. Esta droga, en conjunto con un antihipertensivo y un diurético suave, en dosis bajas, reduce sustancialmente las probabilidades.

Por lo tanto, habría una indicación para la combinación de estos medicamentos, en aquellos pacientes sin ningún evento previo, pero que son de riesgo al tener una presión arterial alta.

-¿Ya se empezó a aplicar este tipo de tratamiento en pacientes de riesgo?

-Un estudio de estas características no es controvertido, es decir, es evidencia pura. Son datos certeros y no hay ninguna posibilidad de que sea mentira. Pero el traslado del conocimiento médico a la práctica médica, es un proceso lento que lleva mucho tiempo. Lo que uno publica como científico y académico, después hay que llevarlo a la práctica y hay miles de factores de porque no sucede de inmediato. Cuando publicamos esta investigación en New England Journal of Medicine, que es la mejor revista del mundo en medicina, uno piensa que si lo leyeron ahí ya está, pero no, porque solo lo debe leer el 0,5% de la población médica. Es un problema de difusión. De cualquier manera, seguramente en la brevedad comenzará a ser utilizado.

-Para realizar el tratamiento, el paciente debe tomar 3 pastillas por día ¿Qué le puede decir a la gente que es reacia a consumir medicamentos de manera diaria?

-Ese es otro factor, si lleva tiempo el conocimiento médico, imaginate el tiempo que lleva que las personas sean tratadas. A la gente hay que decirle que cuando tenga riesgo, tiene que tratarse. No importa que sea reacia o no a tomar pastillas. Aquí lo grave es que la gente no se controla la presión arterial, la mitad de los hipertensos no saben que lo son y solamente la sexta parte de ellos están bien medicados. Es una situación muy compleja, que supera lo académico científico, para ser un problema cultural. Por eso la población tiene que tratarse cuando el médico se lo diga, porque estamos hablando de mortalidad por infarto o ACV, no estamos hablando de una gripe.

-Sin embargo, ¿piensa que en un futuro se va reducir la mortalidad por infarto o ACV?

-Si, no tengo ninguna duda, se va a bajar drásticamente.  Además los medicamentos que se utilizan en este tratamiento, como la estatina, son totalmente genéricos, de muy bajo costo y simples de administrar, algo que ayuda a la implementación.

-Como rosarino, ¿qué significó para usted encabezar esta investigación?

-Es algo que me pone muy contento y me enorgullece. La ciudad de Rosario tiene un excelente nivel de medicina y fue pionera en investigación clínica cardiovascular. Los primeros estudios más importantes de la historia en investigación médica formal en Argentina, nacieron en Rosario, hace más de 40 años. Nuestro país tiene una tradición muy buena en investigación, como así también en cardiología y Rosario está siempre en la élite tanto a nivel nacional como internacional.

Comentarios