sin fecha de regreso para el fútbol

“Me encantaría jugar el Clásico, no tengo problemas”, aseguró Brítez sobre la chance de enfrentar a Newells en el próximo torneo

El defensor canalla afirmó que le gustaría que haya fecha de clásicos en el certamen postpandemia. "Me tocó jugarlo de local y fue una fiesta enorme", tiró.


El defensor de Central Emanuel Brítez se refirió a la posibilidad que haya fecha de clásicos en el torneo postpandemia y afirmó: "Me encantaría jugar el Clásico, no tengo ningún problema". Además, habló sobre la acción solidaria que estuvo llevando a cabo durante los últimos días por medio de la cual reunió donaciones de alimentos y ropa, yéndolas a buscar él mismo en su auto. "La gente se portó de maravilla, un corazón gigante, conocí personas extraordinarias, lo hacía de corazón y me lo llenaba", destacó.

"Hace bastante tiempo no hago trabajos con pelota. Yo lo que hice fueron intermitentes, gimnasio, pasadas, muy pocas veces hice ejercicios con pelota y seguramente me llevará una adaptación
no sabría cuanto pero vamos a necesitar un tiempo para sentirnos cómodos, eso no lo dudo", sostuvo el defensor contando los entrenamientos que fue realizando con el Canalla y de forma individual.

Por otro lado, tras la pólémica de las fecha de los clásicos y que equipos quieren jugarla o no, Brítez fue contundente y manifestó sus ganas de poder jugar el clásico rosarino. "Me gusta jugar los clásicos, la ciudad también, a mí me tocó jugar de local, fue una fiesta enorme, pero sí, a mi me encantaría jugar el clásico, no tengo ningún problema", manifestó, que además también contó que no es de mirar televisión ni escuchar la radio, es por eso, que varios compañeros le cuentan y le comentan sobre la posibilidad de un choque ante Newell's en el torneo postpandemia.

Hace una semana atrás, Emanuel Brítez realizó una colecta para donar alimentos y abrigos a gente que lo necesitaba, se recorrió Rosario de punta a punta y de casa en casa para ir buscando las donaciones que hacían las personas. El defensor canalla, contó como arrancó la iniciativa: "Todo comenzó con una amiga que tengo acá en Rosario y un amigo, que ellos ya vienen ayudando a varios comedores hace mucho le dije que si me podía sumar a su campaña que me parecía bueno, yo lo único que era hacía entrenar a la mañana y a la tarde ya tenía libre y me dijeron que si".

El jugador no pensó que la colecta iba a tener la repercusión que tuvo. "La gente se portó de maravilla, un corazón gigante, conocí personas extraordinarias, lo hacía de corazón y me lo llenaba. Esto pasa por el corazón y por lo buena gente que es, hay mucha gente que la está pasando mal", sostuvo.