Mar del Plata

Matan a otra anciana en Mar del Plata y ya es el cuarto crimen en menos de 20 días

La mujer tenía 74 años y fue asfixiada. El homicidio fue descubierto por su hija.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 13 de junio, 2018

Antonio Coniglio tenía 96 años y fue asesinado en su casa del barrio San José el 24 de mayo. Dos días después, fueron descubiertos los cuerpos de Oscar Luongo, de 80 años, y su mujer, Mirta Falco, de 81,: ambos fueron apuñalados en su vivienda del barrio Don Emilio. La trágica cifra de jubilados asesinados en Mar del Plata ascendió a cuatro en 18 días luego de que ayer se descubriera el crimen de Clara Brunetti.

Brunetti, una jubilada de 74 años que había enviudado a principio de año y madre de tres hijos, fue asesinada en su casa del barrio San José, a sólo 12 cuadras de donde mataron a Coniglio hace poco más de dos semanas.

El cuerpo de Brunetti fue descubierto ayer al mediodía por su hija, quien llegó a la casa de Quintana al 4700 preocupada porque su madre no le respondía los llamados.

Al entrar al cuarto, halló a su mamá recostada en la cama y con el camisón puesto, como si hubiera muerto durmiendo. “Habían hablado con ella la noche anterior y estaba todo bien”, explicaron fuentes de la investigación a Clarín.

Tras un llamado al 911 y la llegada de la policía al domicilio de Brunetti, se le dio aviso al fiscal Leandro Arévalo, quien sospechó de las marcas que la jubilada tenía en el cuello y el golpe que presentaba en su cabeza.

En principio, se pensó que la muerte de Brunetti podría haber ocurrido por causas naturales, ya que el ingreso no había sido forzado, no había desorden en la vivienda y la víctima aún llevaba una cadena de oro en el cuello.

Pero la autopsia le dio la razón al fiscal: “La mujer murió como consecuencia de una asfixia mecánica (ahorcada) entre las 6 y las 7 de esa mañana, por lo que caratuló la causa como ‘homicidio'”, detallaron las fuentes.

“El asesino la sorprendió cuando estaba durmiendo o estaba con ella, aunque no hay certeza de que tuviera una pareja. Lo extraño es que pareciera que no le han robado nada, salvo que tuviera dinero escondido que sus familiares desconocían”, explicaron las fuentes y indicaron que no se descarta ninguna hipótesis.

Otro homicidio en el barrio San José

El crimen de Brunetti se enmarca en una serie trágica en los últimos 18 días en Mar del Plata y que comenzó también en el barrio San José con el crimen de Coniglio.

Fue el jueves 24 de mayo que el hijo de Coniglio llegó a visitarlo por la tarde y encontró la puerta del frente entreabierta. Al ingresar en la vivienda de Dorrego al 3400, encontró el cuerpo de su papá sobre un charco de sangre junto a su cama.

Lo había golpeado y apuñalado y el cuarto estaba revuelvo. Los investigadores creen que el asesino se dio en el marco de un robo, pero que “no fue algo premeditado sino espontáneo”.

Es que sospechan que el homicida se había ganado la confianza de la víctima o fue alguien conocido, ya que el ingreso a la casa no había sido forzado y hay indicios de que el anciano había compartido unas bebidas con otra persona.

Un matrimonio asesinado

Dos días después del homicidio de Coniglio, se conoció un caso que conmovió a todo el barrio Don Emilio. “Cacho Luongo” a sus 80 años forcejeó con los delincuentes e intentó defenderse con un arma antes de que lo asesinaran a puñaladas.

A su esposa, Mirta, de 81 años, también la mataron y el doble homicidio fue descubierto por uno de los hijos de la pareja que ese 30 de mayo pasó a visitarlo por la casa de de Scarpatti al 1700, al Sur del Hospital Interzonal en la periferia de Mar del Plata.

Los investigadores sospechan que los mataron para robarles.

 

FUENTE: CLARÍN

Comentarios