auditorio lleno

Más de cien estudiantes en la primera clase sobre aborto

La materia electiva sobre interrupción del embarazo arrancó en la Facultad de Ciencias Médicas.

Por Laura Hintze

martes 22 de agosto, 2017

La previa a la primera clase la novedosa materia electiva

La materia electiva “El aborto como problema de salud” arrancó hoy a las 18 en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR. La clase se realizó en el auditorio “Che Guevara”, que estuvo repleto: ciento veinte inscriptos en total y un puñado de oyentes que se acercó para acompañar la propuesta – única en el país – y sacarse dudas sobre de qué se habla cuando se habla de la interrupción legal del embarazo en la universidad pública.  “Es un tema que tiene que abordarse, ponerlo frente a nuestros estudiantes y debatirlo”, remarcó Ricardo Nidd, decano de la Facultad de Ciencias Médicas.

La ansiedad sobrevoló la facultad de Medicina desde temprano. Incluso, minutos antes del lanzamiento de la materia, un grupo de mujeres se acercó a la puerta de la casa de estudios con sus pañuelos verdes y una bandera que las identificaba: Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito. El clima, entre ellas, era de celebración. Por afuera también se respiraba el festejo, aunque también era fuerte la curiosidad: qué pasa, qué se dice, cómo se enseña, cuántos son. El auditorio mantuvo sus puertas cerradas y la entrada estuvo restringida a los inscriptos, aunque de a poco fue permisiva y los curiosos tuvieron, sólo por hoy, su lugar.

La diputada provincial Silvia Ausburguer estaba entre esas mujeres, agitando banderas, abrazos y cánticos. “Es un hecho histórico”, remarcaría minutos más tarde en diálogo con Rosario Nuestro. Luego, fue por más: “Lamentablemente es un hecho histórico, porque en Argentina todavía mueren mujeres por abortos inseguros. Y estas muertes son siempre evitables. Es una irracionalidad que futuros médicos y médicas no lo aborden como problema de salud, no sólo desde la práctica médica, sino incluso desde la propia legislación. El profesional desconoce que el aborto es legal en casos de riesgo de vida, de salud o violación”.

Ausburguer consideró que los avances de este tipo en debates relacionados a la salud de la mujer tiene que ver con las fuertes movilizaciones que se vienen realizando en los últimos años. “El Ni Una Menos ha sensibilizado fuertemente”, dijo.  Y a eso le sumó que hay cada vez más consenso en la sociedad en general. “Desde la Campaña Nacional lo percibimos cada vez más, a la vez que las encuestas muestran un consenso mayoritario en relación a que el aborto sea legal en las causales que lo marca la normativa del país, además de la necesidad de debatirlo en el Congreso”.

Asistencia perfecta

La puerta del auditorio Che Guevara estuvo colmada minutos antes de las 18, el horario de comienzo de clase. Entre inscriptos, apoyos de organizaciones de mujeres y oyentes, la capacidad estuvo colmada. “Yo soy estudiante de Medicina y me metí porque quiero ver cómo es el enfoque de la cátedra respecto al aborto”, explicó Julián, de 22 años y alumno de cuarto año. “Yo ya tengo una mirada definida: no estoy a favor. Pero quiero ver qué pasa y qué se dice, porque hay situaciones que creo que lo amerita. Cada uno puede opinar, pero un debate abierto es válido y era necesario. Cada cual después toma su decisión”.

Para Bruno, de 31 años y médico ya recibido de esa facultad, contó que se acercó de oyente. “Es una problemática habitual, las mujeres aún mueren en este país por abortos clandestinos. Es importante ver la discusión y la postura de la Facultad. Por eso estoy acá”, remarcó, sin ocultar las ganas de haber tenido la chance de estar acceso a esta capacitación.

La entrada se mantuvo restringida desde el comienzo, aunque de a poco las puertas se abrieron. El panorama al entrar era el esperado: un auditorio lleno. La mayoría eran mujeres jóvenes, aunque también ocuparon un buen lugar los varones y algunas personas ya mayores. Todos escucharon con curiosidad: desde la historia de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir, y consecuentemente, la historia de la materia; hasta las 14 clases y la modalidad para aprobar la materia. Hubo de todo: apuntes, diapositivas, sonrisas, personas que levantaron la mano desde los primeros conceptos, algunas que se levantaron y fueron. Lo cierto es que la primera experiencia arrancó y hasta noviembre seguirá haciendo ruido en cientos de estudiantes y futuros médicos.

“La intención es debatir en términos pedagógicos”

Ricardo Nidd, decano de la facultad de Ciencias Médicas, celebró, en diálogo con Radio Mitre Rosario el comienzo de la materia. “Donde hay un problema de salud tiene que estar nuestra facultad: debatiendo, analizando científicamente, discutiendo académicamente, tratando de llevar claridad a nuestros jóvenes para que tomen posición frene a una práctica que se les va a presentar el día de mañana”, dijo.

Nidd señaló que la intención de la materia, aprobada por unanimidad por el consejo directo de la Facultad, es generar un conocimiento científico y académico, debatido en términos pedagógicos en el contexto de los planes de estudio. “Es un tema que por supuesto tiene un impacto en términos de salud pública. Es un tema que tiene que abordarse desde múltiples perspectivas: sociales, biomédicas, legales, culturales, históricas. Y tiene que abordarse desde la facultad publica, ponerlo frente a nuestros estudiantes y debatirlo”.

 

Comentarios