fiesta del cómic

Más de 45 mil personas pasaron por la Crack Bang Boom

La zona de los galpones del Parque de España se plagó de aficionados a los superhéroes.

Redacción Rosario Nuestro

martes 16 de octubre, 2018

Los superhéroes de las historietas cobraron protagonismo y se corporizaron en Rosario durante cuatro días. Quizás pueda resumirse así a la novena edición de Crack Bang Boom, la convención internacional de cómics que nuevamente captó la atención de un masivo público del jueves 11 al domingo 14 de octubre en distintos espacios de la Franja Joven del Río.

El encuentro, ya convertido en un clásico de la región y el país, tuvo este año como principal homenajeado a José Luis García López, dibujante español de reconocida trayectoria que trabajó junto a DC Comics y Western Publishing y realizó obras como Atari Force, Cinder and Ashe, Road To Perdition, Deadman y New Teen Titans, entre otras.

A lo largo de cada jornada, miles de rosarinas, rosarinos y gente de otros puntos del país pudieron disfrutar de una destacada programación integral que incluyó variadas muestras, presencia de invitados nacionales e internacionales, concursos, homenajes, espacios fanzines, espacios espaciales, la entrega de los premios Trillo y el tradicional desfile de cosplay.

Entre algunas de las personalidades destacadas que se hicieron presente durante esta novena edición estuvieron el propio homenajeado, José Luis García López, y otras figuras de la talla de Peiro, Richard Ortiz, Katie Kubert, Leo Sandler, Germán Erramouspe, Davide Gianfelice, Emiliano Urdinola, Nacha Wollenkweider, Alan Davis, Rubén Gauna, Lauri Fernández, Geraldo Borges, Facundo Percio, Nahuel Sagarnaga, Antonio Scuzzarella, Pablo Tambuscio y Jean-David Morvan. También pasaron por la Crack Bang Boom la intendenta Mónica Fein, el secretario de Cultura y Educación municipal, Guillermo Ríos, y otros integrantes del gabinete.

El puntapié inicial se dio el jueves a las 14 h con la apertura de stands y muestras de artistas invitados. A partir de allí, una gran afluencia de público pobló los distintos espacios del CEC, Galpón de la Música, Galpón de las Juventudes y Galpón 13 para apreciar diferentes stands con literatura sobre cómics, merchandising, y todo lo referente a la materia.

Además del homenaje a José Luis García López, la presencia de invitados, los concursos, el espacio de fanzines, las charlas y workshops (mención especial al dictado por Alan Davis, el genio de Marvel y DC), uno de los platos fuertes se dio el domingo con el tradicional desfile de cosplay. En una megapasarela montada en la explanada del Centro de Expresiones Contemporáneas, miles de adultos, jóvenes, niñas y niños vieron pasar a superhéroes y villanos de películas, videojuegos y cómics. De este modo, personajes como Tony Stark (Iron Man), Jared y Sara, de Laberinto, y protagonistas de Thanos Vs. Thor fueron aplaudidos por la multitud.En materia de aplausos, uno de los ganadores fue un niño caracterizado como Capitán América, que compartió el podio junto a una chica que interpretaba a Steven Universe.

Al desfile se inscribieron alrededor de 250 cosplayers en distintas categorías: cosplay infantil para menores de 13 años, cosplay para mayores de 13 años con temática videojuegos, cine y TV y finalmente el desfile para mayores de 13 años con temática historietas (cómics, manga, historieta argentina, y otros). Cada una de estas instancias fue evaluada por un jurado especializado integrado por el escritor Ignacio Alcuri, Martín Temporetti, de larga trayectoria en la venta de cómics, el periodista Marcelo Tapia; la locutora y conductora Maru Pezzoto y Eduardo Santillán Marcus, uno de los cerebros de Crack Bang Boom.

La novena edición de CBB fue un lugar especial donde presentar carpetas con trabajos a grandes referentes y generar cruces enriquecedores. El editor italiano Antonio Scuzarella, recibió 100 proyectos de artistas aficionados y se entrevistó con quince interesados. Katie Kubert, la experimentada norteamericana que trabaja en DC, revisó 183 carpetas y dialogó con 26 interesadas e interesados.

Relatos de un arte infinito

Sobre el cierre, y luego de la entrega de los Premios Trillo, el CEC albergó el acto de clausura en el cual se entregaron obsequios a colaboradores y protagonistas. Sin dudas, las dos figuras más ovacionadas fueron el mexicano García López y Alan Davis, que con un “muchas gracias” al micrófono”, desató el festejo de la multitud.

Fueron cuatro días con múltiples actividades y mucha información para los cuatro sentidos. No sólo la presencia de superhéroes, heroínas, villanos y villanas hizo volar la imaginación de los presentes, sino que cada stand, muestra, concurso, homenaje u otras propuestas dejaba algo. Un stand de esculturas con arcilla polimérica, otro de cómics, una charla con Alan Davis; una foto con un chico caracterizado como Batman; una niña vestida de la mujer Maravilla. Todo ello, aportó emoción, conformó un disfrute generalizado y generó la sensacción de que siempre, absolutamente siempre, se puede aprender algo nuevo, como ocurre con eso que es la cultura.

 

Comentarios