No sólo es un juego

Más allá de una perlita de vidrio con colores

Teófilo “Pilo” Gonzáles Navarro tiene una colección de 85 mil bolitas en su hogar.

Por Rosario Nuestro Redes

sábado 19 de mayo, 2018

Bolitas en los bolsillos, cajones, frascos, cajas y en 100 cuadros hechos por él. Son su pasado, su presente y su futuro. “No recuerdo a mi papá sin bolitas en las manos” afirma Laura Gonzáles hija de Teófilo “Pilo”  Gonzáles a Rosario Nuestro.  Teófilo tiene 95 años, y 85 mil bolitas en su poder, nadie –ni el mismo- recuerda cuando comenzó esta locura por las canicas.

Pilo nació en Islas Canarias, pero su estadía en el archipiélago no duró mucho tiempo. Cuando era un niño se trasladó junto a su familia a Rosario al barrio Pichincha. Laura, su hija,  es la voz y memoria de su papá en gran parte de la entrevista. Porque Pilo no pierde la juventud pero se le dificulta escuchar a través del teléfono.

Los reconocimientos para Pilo empezaron el año pasado cuando Laura leyó en el diario La Capital que se iba a realizar un torneo de bolitas en la provincia. Sin dudarlo se comunicó con el Ente Cultural Santafesino y les contó la historia de su papá para ver si de esa forma podían presenciar el torneo acudiendo a la pasión de Pilo como estrategia. Pero la cosa fue más allá: “Cuando le conté la historia se vinieron todos a conocerlo”.

Mientras Laura dialogaba telefónicamente con este medio se escuchó a Pilo pedir hablar unos minutos, y olvidándose de cualquier impedimento, comenzó con su relato: “La bolita es para mi el signo más valeroso, es compañerismo, unidad, cariño y amor por el amigo que perdura para toda la vida”.

No es necesario verlo para saber que se le llenan los ojos de lágrimas al contar que además de coleccionar bolitas hace cuadros con ellas y tiene uno especial que se diferencia del resto. “Cuando  mi mujer cumplió 80 años le hice un cuadro con 80 bolitas que representan el amor que le tuve y le tengo”, dijo Pilo con sus sentimientos a flor de piel.

“Es una alegría para mí contar lo que es una bolita y siempre que puedo saco una de mi bolsillo para expresar mi gratitud. Es el regalo que le hago a toda persona que me acompaña, es como un acto de entrega”.

Cuadros y bolitas quedaron plasmados en su libro: Bolitas alrededor del planeta,  donde el tema central es e juego con bolitas en formato de cuentos cortos. Estas páginas resumen su vida, al pasar cada una de esas paginas se siente el amor con el que en algún momento lo escribió.

A esta historia no le queda bien un punto final. El 20 de mayo en la ciudad de El Trébol, en el Predio Ecológico a partir de las tres de la tarde, se dará inicio al Segundo Campeonato Provincial de Bolitas. La competencia le da un marco perfecto a esta historia. Su nombre estará en la copa que se le entregará al ganador y Teófilo “Pilo” Gonzáles Navarro quedará grabado, no solo en el trofeo, sino también en cada uno de los corazones de aquellos -que tanto como él- aman este juego.

Comentarios