POR LA SALIDA DEL JUVENIL NICOLÁS CASTRO

Martín Mackey: "Siento muchísima bronca e impotencia"

Martín Mackey.
Archivo

En horas del mediodía, se sacudió el mundo leproso por la noticia de que un futbolista de la cantera rojinegra será vendido a BocaSe trata de Nicolás Castro, volante de la sexta división, a quien el club xeneize se llevará por una mínima suma de dinero, dejando a Newell's sin posibilidades de contraatacar o negarse a su partida.

Martín Mackey, director de las divisiones inferiores de la institución, habló con Radio Mitre Rosario sobre esta circunstancia que suele ocurrir en el fútbol argentino y de la que sacan provecho los clubes con mayor poderío económico. “Por supuesto que todo esto lo vemos muy mal. Uno está muy afectado ante esto, porque aparte no hay ninguna posibilidad de poder salvaguardar una situación de esta y, por más que uno se niegue o dé su opinión contraria, no hay mucho que se pueda hacer”, expresó.

“Es un jugador de 16 años que no tiene contrato. Las instituciones más grandes apelan a las cuestiones económicas y a las familias, y quedás realmente atrapado ante una situación que es muy difícil poder contener”, continuó explicando Mackey.

Al ser consultado si Newell's intentó establecer un vínculo contractual con el jugador, contó: “Fue convocado a la gira de Australia y Singapur con el seleccionado argentino mayor. Cuando volvió, la dirigencia quiso hacerle un contrato pero su familia no quiso. Evidentemente algo ellos ya sabían. Nos extrañó que no hayan querido firmar”.

Además recordó cómo se dio la llegada de Castro al club: “Él llega a Newell’s en febrero de este año. El área de captación lo fue a ver a Rafaela. Vino acá a una prueba, y después vino a entrenarse con su categoría; a los entrenadores también les gustó y dieron el okay”.

Hace una semana o dos me comunicó la dirigencia que había un interés y una propuesta formal hecha por Boca y me preguntaron qué pensaba. Obviamente dije que no tenía que irse, que era un jugador importante. Pero cuando él y su familia quieren irse, los clubes no tenemos demasiado para hacer”, dijo el director del fútbol juvenil leproso, y agregó: “Esto afecta de manera muy marcada lo que nosotros queremos llevar adelante”.

“Estoy con muchísima bronca por la situación. En este proyecto quiero formar jugadores para que jueguen en la Primera de Newell’s, no para que jueguen en otro lado. Siento muchísima bronca e impotencia. Vine con muchas expectativas a desarrollar esta tarea, y ojalá tengamos la posibilidad de que por lo menos los chicos que tenemos puedan quedarse en el club”, destacó Mackey, quien no dudó a la hora de transmitir su dolor por lo sucedido.

"Newell's está en una situación económica muy difícil y los otros clubes a lo mejor se están aprovechando. A Nicolás Castro no hemos podido seducirlo desde la tarea que llevamos a cabo todos los días, pero si esto sucede con otros jugadores, buscaremos los medios y las herramientas para que los chicos nos vuelvan a elegir”, reflexionó quien encabeza la estructura de inferiores rojinegras.

Escuchá la entrevista completa:

x
Paladini flotante