RADIO MITRE ROSARIO

Marina Sanchez Herrero: “la justicia lenta e inoportuna no es justicia”

La actual candidata a representante de los abogados del interior en el Consejo dialogó sobre la situación actual de la justicia en el país.

Por Rosario Nuestro Redes

sábado 1 de septiembre, 2018

El próximo 5 de octubre el Consejo de la Magistratura renovará la plaza representante de los abogados del interior. En el programa “El Puente”  de Radio Mitre Rosario la abogada y actual candidata Marina Sanchez Herrero, dialogó sobre su candidatura y la situación actual de la justicia en el país.

Marina es abogada recibida en la universidad pública y docente universitaria, fue Vicepresidenta del Colegio de Abogados de Mar del Plata desde el año 2016 al 2018 y es la actual candidata a Consejera en Consejo de la Magistratura Nacional. El doctor Miguel Piedecasas, actual presidente del Concejo propuso a Marina como sucesora para ocupar la plaza.

En relación a la actualidad que se vive en el Consejo Marina resaltó que el período precedido por Miguel Piedecasas desde 2014 “vino a devolverle la credibilidad que había perdido entre 2011 y 2014” ya que una de las funciones esenciales del mismo es elevar las ternas para nombrar los jueces y cubrir las vacantes en la justicia. “Había elevado sólo 45 ternas para cubrir 300 cargos en cuatro años, es decir, un promedio de 10 ternas anuales y con Miguel Piedecasas a la cabeza como Presidente llevan a la fecha 233 ternas y se calculan que terminara en 280 en noviembre finalizando su mandato” expresó explicando que se logró ampliar un 500 por ciento.

Detalló además que las tres funciones del consejo son: evaluación y armado de ternas para elevarlas y designar los jueces, la sanción y remoción de jueces que desempeñan mal sus funciones y el manejo del presupuesto del Poder Judicial.

“El Consejo tiene injerencia en la justicia federal y éste ha avanzado en una transformación porque un abogado lo preside y los abogados sabemos perfectamente qué tipo de justicia necesitamos porque somos los que estamos al lado de los justiciables, la voz de la sociedad dentro del consejo de la magistratura” reflexionó.

En Capital Federal hay doce jueces que están constantemente en la mira por llevar causas de repercusión nacional, los jueces federales no se encuentran en el centro de la escena mediática de la misma manera. Radio Mitre Rosario le consultó si ello era porque realizaban mejor su trabajo a lo que Marina contestó: “La justicia federal no es Comodoro Py y tampoco Comodoro Py es lo que la gente ve” recordando además la importancia de la función del Consejo.

“El Consejo lleva los juris de remoción o sanción de jueces que desempeñan mal sus funciones, cuando hay una denuncia contra un juez, nosotros somos los que llevamos a adelante ese procedimiento como miembro acusador” recordó.

Además recalcó fuertemente que “como abogados tenemos muy en claro que un juez que desempeña mal sus funciones, es un juez que no puede estar en el poder judicial porque lo destruye”.

¿Se avecina un tercer juzgado en Rosario?

La candidata además conversó sobre un pedido histórico en la ciudad, un nuevo Juzgado Federal para sumarse a los dos ya existentes.

“Estoy recorriendo el país y hay mucho para crear y modernizar, hay que cambiar la lógica y los paradigmas de los juzgados, en lo particular continuaré con la labor de Miguel ir siempre a todos los lugares para descubrir la problemática y volver y resolverla” respondió.

Por otro lado explicó que el poder judicial tiene como primer función el servicio de justicia “como abogados sabemos perfectamente lo que es una justicia lenta, un juzgado de vacante o una falta de juzgados o sobrepasado de causas porque estamos todos los días con las personas que confían en nosotros y nos piden que elevemos sus reclamos. No hay nadie mejor que nosotros para luchar por todo lo que hace falta” concluyó.

Con respecto a las vacantes en los juzgados que no se completan refirió que “Nosotros proponemos no dejar de elevar las ternas para cubrir las vacantes. Un juzgado vacante es un juzgado que no tiene un juez, por lo cual funcionaban mal y se cubrían desde otro lado, como subrogantes. Ahora hay que poner jueces, sino  no presta el servicio de justicia.

El promedio de una causa de un civil demora unos ocho años, la justicia lenta e inoportuna no es justicia y por eso la gente no cree.

Por último recordó lo principal que se deberia hacer para lograr el correcto cumplimiento de la justicia: “Primero hay que cubrir las vacantes, modernizar los juzgados con el expediente digital y auditar al poder judicial con un concepto de gestión y no de presión para que se sepa qué está pasando” concluyó.

 

Comentarios