BÁSQUET

Luifa Scola, el último abanderado de la Generación Dorada

Es símbolo y referente de la era más exitosa del básquet argentino. Ahora con la misión de comandar a una nueva camada y seguir transmitiendo los valores pusieron la bandera albiceleste en lo más alto durante más de una década. El objetivo más cercano, la Copa FIBA Américas, mirando de reojo la clasificación al Mundial de China 2019

Redacción Rosario Nuestro

viernes 11 de agosto, 2017

Aquel 17 de agosto de 2016 significó el adiós a la “Generación Dorada”, en el marco de mucha emoción ya que se trató de más de diez años poniendo al básquet nacional en lo más alto. Estados Unidos vapuleó 105-78 a Argentina por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Río, pero el resultado fue apenas una anécdota.

El público albiceleste ya no le prestó atención al final del partido, sólo se dedicó a ovacionar a sus héroes. Manu Ginóbili, Andres Nocioni y Carlos Delfino jugaron ante el “Dream Team” su último partido en la Selección, quedando Luis Scola como último abanderado de una generación que no sólo trajo títulos sino que dejó un legado de valores en base principal al trabajo en equipo y el compromiso con la camiseta.

Finalizada la participación en Río, sabido era que llegaría a la Selección Argentina la necesaria renovación entre aquellos que ya se habían sumado como Facundo Campazzo, Nicolás Laprovittola, Patricio Garino, Marcos Delía o Nicolás Brussino y una nueva camada de jóvenes talentos, siempre bajo la referencia del capitán Scola.

Para “Luifa”, que tras diez años en la NBA en julio acodó su llegada al Shanxi Zhongyu de China,  el desafío más cercano será la Copa FIBA Américas que se disputará entre el 25 de agosto y el 3 de septiembre y el entrenador, Sergio Hernández, en su lista de 17 citados dio indicios de la renovación que pretende.

A los ya mencionados, los bases Lucas Vildozo y José Vildoza; los escoltas Lucio Redivo, Máximo Fjellerud y Eric Flor; los aleros Gabriel Deck, Juan Pablo Vaulet y Erik Thomas; el ala pívot Javier Saiz y los pívotes Roberto Acuña y Tayavek Gallizzi.

El debut de Argentina será el 27 de agosto ante Venezuela, mientras que el 28 jugará frente a Canadá y el 29 chocará contra Islas Vírgenes. Toda la primera fase la disputará en Bahía Blanca, mientas que de acceder al “Final Four”, se trasladará a Córdoba, con el estadio Orfeo Superdomo.

Por su parte, el objetivo mayor comenzará en noviembre y se trata del nuevo sistema de clasificación al Mundial de China 2019 y serán las Eliminatorias sudamericanas, similares a las del fútbol. El conjunto nacional se medirá en primera instancia ante Uruguay, Paraguay y Panamá.

Scola, a sus 37 años, con 22 de carrera desde su debut en Ferro en 1995, es sin dudas el último abanderado de la “Generación Dorada” y aún tiene mucho para darle al básquet nacional y sobre todo a una nueva camada que creció viendo sus hazañas y la de sus compañeros.

Comentarios