RADIO MITRE ROSARIO

Lucila De Ponti: “Es un mito que en los barrios se compre más barato”

Reveló en el programa "No Va Más" que una familia rosarina necesitó más de 22.300 pesos para cubrir sus necesidades básicas en junio.

Por Rosario Nuestro Redes

lunes 9 de julio, 2018

Lucila De Ponti habló con Radio Mitre Rosario en el programa “No va más” sobre el “costo de vida popular”, una investigación elaborada por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso) para el equipo de la diputada. 

El relevamiento fue realizado en cuatro barrios de Rosario y muestra que el costo de vida se disparó y una “familia tipo”, de cuatro integrantes, necesitó más de 22.300 pesos para cubrir sus necesidades básicas en junio.

“Hay que tener en cuenta que el relevamiento que hacemos contempla los costos de vida de los sectores populares y sólo se miden alimentos y servicios. A ello hay que sumarle alquileres y otros gastos como la indumentaria, el área de la salud, entre otros que están muy por encima de los ingresos de las familias” alertó De Ponti.

“En junio para una familia costó $22387 que equivale a más de dos salarios vitales y móviles. El índice de precarización y pobreza que genera el costo de vida incluye a cada vez más familias rosarinas” aseguró.

La investigación advierte también que el salario mínimo, vital y móvil actual cubre apenas el 42 por ciento del costo de vida promedio de una familia. Y que quedan por debajo los sueldos promedio de un obrero de la construcción (19.575 pesos), un empleado de comercio (18.225) o una empleada de casas particulares (9.826). La Asignación Universal por Hijo (AUH) apenas alcanza para cubrir las necesidades alimentarias de los niños y niñas menores de 3 años.

“Este año estamos haciendo el análisis cada tres meses y la primera mitad del año notamos un aumento de casi el 20% y en la variación ínter anual siempre se ha ubicado por encima de lo que tiene que ver con los costos inflacionarios” explicó refiriéndose que la variación es de unos 3 mil pesos más que el cálculo establecido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) para mayo.

Además desterró uno de los principales mitos on respecto a las economías de los sectores populares: “Es un mito que en los barrios se compre más barato. Comparamos los precios de grandes supermercados con circuitos comerciales de la economía popular. Los comercios populares son más baratos pero también en los supermercados es más barato que en los comercios barriales – almacenes y granjitas”.

Además explica que en el informe no contemplan los comedores y merenderos “ya que lo vemos como una herramienta que complementa ante los ingresos insuficientes de las familias”.

 

Comentarios