CASO MALDONADO

Los teléfonos de Gendarmería siguen siendo clave en la investigación

La pericia a más de 70 teléfonos de la fuerza de seguridad sigue arrojando datos para orientar la investigación.

Por Rosario Nuestro

sábado 23 de septiembre, 2017

Los datos de las pericias a más de 70 celulares de gendarmes siguen trascendiendo. Ayer, dos intercambios fueron noticia. Uno en el que un gendarme decía haber visto un cuerpo flotando en el río; otro de un intercambio sobre Maldonado siendo trasladado en una camioneta. La saga sigue. El sitio Infobae informó hoy sobre la supuesta investigación ilegal por parte de Gendarmería a Santiago Maldonado una vez desaparecido.

Según Infobae, uno de los teléfonos de un gendarme de jerarquía peritado por la Policía Federal reveló que Gendarmería Nacional habría hecho inteligencia ilegal sobre Santiago Maldonado. Según información a la que tuvo acceso el medio porteño, y que figura dentro del expediente que desde este viernes está bajo supervisión del juez Guillermo Lleral, la pericia sobre el teléfono de un alto mando indica que habrían existido conversaciones e intercambio de documentos con personal del Centro de Reunión de Información Neuquén de Gendarmería, en los que se observa que accedieron a distintas bases de datos, como las de Migraciones y el Renaper, para recopilar información acerca de Maldonado.

El alto mando sería el jefe del Escuadrón 35 de Esquel, Fabián Méndez, y de acuerdo con lo que sugieren las pericias telefónicas, habría tenido como objetivo establecer quiénes eran los contactos de Santiago, con qué personas se relacionaba, hacia dónde iba y de dónde venía. Y, sobre todo, si había mapuches con él en esos días.

Uno de los documentos de inteligencia ilegal más llamativo que se encontró en este teléfono es un archivo .doc con un análisis de los cruces migratorios de Maldonado e información detallada de cinco personas a las que se podía vincular a partir de esos cruces, sin orden del juez federal Guido Otranto, ni conocimiento de otras autoridades judiciales, a pesar de que ya se habían iniciado las causas del habeas corpus y la desaparición forzada.

Fuera de los mecanismos legales, el jerarca de Gendarmería solicitó intercambio de información a la Policía de Chile sobre las cinco personas chilenas que acompañaron a Maldonado. La división de Investigaciones de la fuerza nacional del país vecino también aclaró que ninguna de éstas personas tenía antecedentes penales ni vinculación con los pueblos mapuches del otro lado de la Cordillera.

El 7 de agosto, otro documento elaborado por el Centro de Reunión de Información Neuquén de Gendarmería fue enviado por whatsapp. El archivo contiene una detallada cronología de los hechos desde el 31 de julio al 5 de agosto, con especial énfasis en las protestas a raíz de la desaparición de Santiago.

El paso siguiente para el nuevo juez de la causa, Guillermo Gustavo Lleral, será empezar a bucear en el contenido de las computadoras de los escuadrones 35 y 36 de El Bolsón y Esquel respectivamente. Mientras, tanto, a 52 días de su desaparición, nadie sabe dónde está Santiago Maldonado.

El Gobierno, acompañando a la Justicia

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que el Gobierno Nacional continuará trabajando con Guillermo Lleral, el nuevo juez designado para investigar la desaparición de Santiago Maldonado. “Nos relacionaremos del mismo modo que lo hicimos con el (magistrado) anterior y con una prudencia enorme para evitar una politización de esta discusión”, agregño Peña.

Peña sostuvo que se seguirá “trabajando con la Justicia, sin ningún tipo de presión y con la convicción y el compromiso de que no habrá ningún tipo de ocultamiento o apañamiento a nadie, pero al mismo tiempo sabiendo la necesidad de que sepamos qué pasó”.

“Este es un tema que tiene que unir a todos los argentinos para llegar al fondo de la verdad. Tenemos que ser cada vez más institucionalistas, más prudentes”, afirmó, tras participar de una actividad en Tres Arroyos, y en declaraciones periodísticas difundidas por Presidencia.

Tras confirmarse el apartamiento del juez federal de Esquel, Guido Otranto, el ministro coordinador reafirmó la posición oficial: “No vamos a perder el foco en trabajar para que aparezca Santiago Maldonado y para que se sepa qué es lo que ha pasado en este tiempo, trabajando codo a codo con la Justicia sin ningún tipo de presión”.

Comentarios