Movilización

Los secundarios se movilizaron por la Noche de los Lápices

Una concurrida marcha de jóvenes y adolescentes copó el centro rosarino.

Por Rosario Nuestro

viernes 15 de septiembre, 2017

Los estudiantes secundarios de Rosario recordaron esta tarde el 41 aniversario de la Noche de los Lápices. La consigna fue la misma de todos los años, la misma que todos los años se resignifica. “Los lápices siguen escribiendo”, levantaron los chicos y chicas. La movilización fue de la plaza San Martín hasta el Parque Nacional a la Bandera.

Como en todas las marchas, primaron el canto, el bombo, el megáfono. Pero también se notó un nivel de organización y unión muy alto. La tranquilidad y la calidez fueron claves para entender que todos y todas estaban seguros de por qué estaban ahí: para homenajear a los que eran como ellos, y se movilizaban como ellos, en el 76.

Y como siempre que se movilizan los estudiantes por el aniversario de la Noche de los Lápices, se renovó el reclamo por el boleto estudiantil y se recordó que la lucha de los estudiantes secundarios sigue vigente. También, y como el contexto actual demanda, el pedido de aparición con vida de Santiago Maldonado y Jorge Julio López tuvo una fuerte presencia.

“Nos movilizamos para homenajear la lucha de aquellos compañeros militantes que querían una patria más justa e igualitaria para todos los sectores del país”, señaló Sebastián Lajara, uno de los organizadores de la marcha. Lajara repasó las principales consignas de los secundarios: el boleto universal gratuito, la aparición con vida de Santiago Maldonado, una educación de calidad.

La Federación de Estudiantes Secundarios encabezó la movilización junto con el reclamo por Maldonado. Le siguieron las banderas de las distintas escuelas organizadas: Nigelia Soria, Normal N°2, Politécnico, Superior de Comercio, Gurruchaga, entre otras tantas. También estuvieron presentes los universitarios, los docentes, los partidos políticos, las organizaciones sociales. Sólo que esta vez, el protagonismo estuvo en los más jóvenes.

 

 

Comentarios