MAR DEL PLATA

López Rosetti pasó por el Espacio Clarín: “El corazón decide y la razón justifica”


Daniel López Rosetti, reconocido cardiólogo y especialista en estrés, brindó una charla en Espacio Clarín sobre emociones y sentimientos, basada en su último libro. El Marplatense dialogó con el profesional instantes antes de que se suba al escenario de Alberti 1242.

– La propuesta que hace en su libro “Emociones y Sentimientos” parte de la premisa que dice: “No somos seres racionales, somos seres emocionales que razonan”. Siguiendo esta línea, ¿qué rol cumplen las emociones en el hombre?

 –Un rol absolutamente esencial. Vos hacés lo que sentís y no lo que pensaste. El corazón decide y la razón justifica. Puede resultar muy fuerte decirlo pero en teoría, las cosas que hacemos, las hacemos porque sí. Tomamos decisiones que tienen que ver con la motivación, que es la tendencia a la acción. La emoción es siempre tener una acción y la mayoría de nuestras decisiones son emocionales. No hay pensamiento emocionalmente neutro porque todo pensamiento tiene un componente emocional por más racional que parezca. Lo que hay que buscar es el equilibrio entre la razón y la emoción.

-¿Cómo se alcanza ese equilibrio?

-Tomando conciencia de la importancia de la emoción y sabiendo detectarlas. Si decís por ejemplo “estoy angustiado” o “tengo miedo”, el tema está en que resistas al tercer por qué e indagues en la profundidad de ese por qué. Esa indagación es lo que sentís. Si vos me decís que estás nerviosa por ejemplo, eso es ansiedad, una variable del miedo pero sostenida en el tiempo. Saber rotular lo que uno siente resulta primordial.

 –Sobre la emoción, ¿cómo interactuamos con ella?

-Nunca hay una sola emoción, sino una mezcla. Nos conocemos muy poco y ni hablar al de a la persona de al lado. La mayoría de las personas, aún después de muchos años, son desconocidas. Porque no es conocerse cognitivamente sino emocionalmente. La razón nunca secó una lágrima, nunca que sufras la razón te va a ayudar. El bienestar no pasa por el razonamiento y la felicidad tampoco, pasa por las emociones. De hecho la felicidad es un sentimiento.

El Doctor generó una idea sobre el estrés que explica que se da en forma de cadena. En esta cadena hay cuatro factores que van apareciendo hasta llegar a tocar fondo y convertirse en una enfermedad. La percepción es el primer paso, seguido por cambios en la conducta y hábitos. En tercer lugar aparecen los síntomas físicos y psíquicos y por último aparece finalmente la enfermedad.

 –El estrés y la ansiedad están emparentadas, ¿cómo se llega a la enfermedad en esta cadena de cuatro eslabones?

-Se llega a la enfermedad porque no lo aprendiste. El cuerpo siempre envía mensajes, susurros al comienzo y uno no los escucha. Por ejemplo, cuando uno está cansado, ¿se va a dormir? Generalmente no. ¿Cuándo comés? Cuando llegó la hora. Son pavadas de las que tenemos que aprender porque no tuvimos educación emocional.

Fuente: El Marplatense.