BARRIO ABASTO

Lo detuvieron por filmar a sus compañeras de trabajo

Su jefe lo descubrió y lo entregó a la Policía.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 18 de octubre, 2017

Ayer por la tarde el dueño de la panadería La Faustina, que funciona en la esquina de Avenida 27 de febrero y Sarmiento, llamó al 911 para pedir que un móvil policial se presente en su comercio. Cuando los policías llegaron al lugar, el hombre les entregó a uno de sus empleados y lo acusó de violar la intimidad de sus compañeras.

De acuerdo a lo que explicó el titular de la panadería, el fisgón colocaba una cámara en la punta de su pie y registraba imágenes de las empleadas.

Al momento del arresto, los policías le secuestraron al acusado una cámara fotográfica, un teléfono celular, tres tarjetas de memoria y un vehículo de su propiedad.

 

Comentarios