RADIO MITRE ROSARIO

Lifschitz: "Estoy muy concentrado en terminar la gestión, después pensaré en mi futuro"

El Gobernador de la provincia contó detalles acerca de la transición.


El Gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, dialogó en No Va Más por Radio Mitre Rosario y contó detalles a cerca de la transición con el gobernador electo, Omar Perotti. Además, habló sobre el futuro de su carrera política.

“Todavía no lo pensé demasiado lo que viene, estoy muy concentrado en terminar la gestión, en entregar el bastón de mando, faltan muy poquitos días y lo quiero hacer de la mejor manera. A partir de allí me pondré a pensar en el futuro próximo, y también en el futuro mas mediato porque tenemos una gran responsabilidad a partir del 11 de diciembre que es hacer una oposición constructiva y responsable: colaborar con el próximo gobierno todo lo posible y al mismo tiempo reforzar la estructura política que nos llevó en su momento al gobierno, que es el Frente Progresista, que está atravesando hoy un buen momento, estamos en un buen clima de trabajo”, aclaró Lifschitz.

Transición

Con respecto al lugar físico para el paso del mando entre los dos gobiernos, que aún no está definido, el gobernador dijo que “probablemente lunes y martes lo terminemos de coordinar”. En ese sentido, acotó que “tanto Omar Perotti como yo somos personas de diálogo, así lo hemos hecho en toda una larga trayectoria política de los dos”.

Sería muy conveniente que pudiera ya comenzarse un dialogo, aunque sea en unos días o semanas, un dialogo mas directo a nivel de cada una de las áreas, esto es muy importante porque hay cuestiones operativas, cuestiones de procedimiento y situaciones que hay que anticipar”, propuso el Gobernador mientras subrayaba que “sería bueno que los funcionarios que van a asumir pudieran tener un contacto previo con los actuales ministros o responsables de las áreas, pero esta no es una cuestión nuestra, sino que depende del gobernador electo, cuando defina su gabinete y decida hacerlo público”.

“Todos los proveedores tienen mucha incertidumbre porque no saben con quien se van a encontrar, y cuál va a ser la metodología de trabajo. A nosotros nos conocen ya hace muchos años, pero obviamente que hay incertidumbre hasta tanto haya mas precisión de que quienes van a asumir los cargos y de que manera van a actuar".

Con respecto al paso de planta permanente de los trabajadores de la actual gestión, el gobernador dijo que “tenemos casi 170 mil agentes en la provincia, y tenemos 1700 contratados, es el uno por ciento, una cifra insignificante, ese personal contratado generalmente es de las áreas de cultura y salud, que tienen requerimientos muy especiales, que a veces tienen requerimientos eventuales”.

“Todo ese personal que es muy poco en relación al total de la administración -creo debe ser el momento de menos personal contratado en la historia de la provincia- nosotros tenemos la idea de pasarlos a planta antes de irnos del gobierno, por lo menos los casos que tuvieran antigüedad. El gobernador electo nos pidió que no hiciéramos paces a planta por lo cual no lo hemos hecho atendiendo a ese criterio”.

En ese sentido, aclaró que “hemos avanzado con los gremios en una lista en común sobre quienes son los que están en esa condición y les corresponde pasar a planta en el futuro, pero dejamos esa decisión al nuevo gobierno”.

Clausula gatillo

Con respecto a la actualización de los salarios para los trabajadores de la provincia, Lifschitz dijo que “si yo lo miro desde el punto estricto de las finanzas provinciales seguramente no hubiese sido conveniente tener clausula gatillo, hubiéramos ahorrado bastantes recursos, probablemente no tendríamos déficit. Pero me pongo del lado de los trabajadores, maestros, policías, de la gente que cobra salarios más bajos y creo que desde ese lugar era justo que los salarios se fueran actualizando de acuerdo a la inflación”.

“Por otro lado, si me pongo del lado de la actividad económica local, donde el empleado público generalmente no se gasta su sueldo en Miami, sino que lo gasta en su pueblo y su ciudad, también creo que fue una decisión correcta. De la misma manera que sostener la obra pública, nosotros podríamos haber frenado la obra pública mucho antes, pero eso significaba la pérdida de muchos puestos de trabajo: más de 25 mil santafesinos hoy tienen un trabajo gracias a la obra pública de la provincia”, concluyó.