REPERCUSIONES

Lifschitz crítico: afirmó que ve “similitudes con el 2001”

El gobernador aseguró que la reunión de Macri con los mandatarios provinciales “fue para repartir el costo de haber vuelto al FMI.   

Redacción Rosario Nuestro

sábado 12 de mayo, 2018

Miguel Lifschitz , en el aeropuerto.

Foto: Gentileza/Conclusión

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, criticó hoy con dureza al Gobierno, al afirmar que la reunión del presidente Mauricio Macri con gobernadores peronistas “fue para repartir el costo político de haber vuelto al FMI” y advirtió en el momento económico que vive el país “hay similitudes con el 2001”.

“La reunión con gobernadores de ayer (por el jueves) también fue para repartir el costo político de haber vuelto al FMI. El diálogo es positivo cuando hay autocrítica y se escuchan otras opiniones, pero en este caso fue para ratificar una posición”, disparó el mandatario socialista.

Lifschitz fue particularmente crítico de haber recurrido al auxilio del FMI y consideró que “de aquí a unos meses” el Gobierno va a tener “que volver a ir a pedirle 30.000 millones de dólares” al organismo que dirige la francesa Christine Lagarde.

De esa forma, el santafesino se mostró más duro que sus colegas, peronistas, que se reunieron en Olivos con el Presidente, quienes no cuestionaron en público el acuerdo que se busca con el FMI, aunque -según se supo- plantearon sus advertencias al jefe de Estado.

“Hay una sucesión de situaciones que nos traen recuerdos a otros momentos de la historia argentina. Nos inducen a pensar que no vamos en el mejor camino. Vemos con preocupación lo que pasa en el país. Hay similitudes con el 2001”, evaluó el gobernador de Santa Fe en declaraciones a FM La Patriada.

Y agregó: “De aquí a unos meses vamos a tener que volver a ir a pedirle 30.000 millones de dólares al FMI”.

A su vez, se quejó de que en el gobierno de Macri “hay una decisión de traspasar el costo político de los tarifazos a las provincias”.

Sostuvo además que “en Santa Fe se nota el disgusto con el Gobierno nacional” y planteó que “la gente puede aceptar sacrificios si ve la luz al final del túnel, pero en el último tiempo se ve mucha gente decepcionada”.

“El Gobierno muestra puntos débiles en lo que respecta a la ética republicana. Va a pagar un costo porque hizo alarde de virtudes y sus irregularidades se notan mucho más”, agregó.

Por último, Lifschitz dijo que “hay muy poca obra pública en Santa Fe” y lamentó que “las que estaban previstas están paradas”

Comentarios