por recortes presupuestarios

Lifschitz cargó contra el Gobierno: “No quiero ser socio del ajuste”

"Entendemos que hay que garantizar la gobernabilidad, pero hay que defender los recursos que nos corresponden", agregó después de su participación en la Copa Santa Fe de Hockey 2018.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 6 de septiembre, 2018

Foto: Archivo.

Luego de conversar por teléfono con el ministro del Interior Rogelio Frigerio, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se refirió a la crisis económica que atraviesa el país tras la megadevaluación y dijo “no quiero ser socio del ajuste”.

En diálogo con la prensa, el mandatario expresó: “Vamos a ver cómo siguen avanzando las conversaciones con el Gobierno y con los gobernadores. Yo no quiero ser socio del ajuste porque no compartimos esa mirada de la política económica. Entendemos que hay que garantizar la gobernabilidad, pero hay que defender los recursos que nos corresponden”.

“Hay que tratar de poner el hombro, pero al mismo tiempo queremos defender los recursos defender y defender la necesidad de no hacer ajustes que tengan impacto social sobre los sectores más vulnerables, son las dos cosas que más nos preocupan en este momento”, afirmó.

En cuanto a las negociaciones por la deuda de coparticipación que Nación mantiene con la provincia, el gobernador dijo “decidimos dejarla en un freezer por unas semanas al menos”, ya que “las bases con las que se hablaba en febrero ya no tienen sentido”.

“Estábamos en otras condiciones de la economía que no son las que tenemos hoy, hablábamos con un dólar a $20. Hay que rebobinar, replantear un poco el escenario y retomar las negociaciones. Estamos en un escenario de una economía muy complicada, de mucha inestabilidad”, sostuvo.

Consultado acerca de los recortes a las provincias, el funcionario denunció la disolución del Fondo Sojero y demoras en partidas de salud que “se van haciendo más lentas” y que “obligan a reponer esos recursos”, sobre todo para “personas que están haciendo tratamientos complejos”.

En este sentido, afirmó que el “Gobierno cambia constantemente las reglas del juego”. “Creo que la quita de los subsidios al transporte será un golpe duro porque en muchos casos, ni las provincias ni los municipios están en condiciones de suplir esos ingresos”, dijo.

“No tenemos datos, ni situaciones que nos permita suponer que puede haber alguna dificultad, por lo menos en el horizonte cercano”, concluyo Lifschitz, en relación a la posibilidad de que ocurran saqueos.

Comentarios