SOBRE EL PACTO FISCAL

Lifschitz: “Antes la Nación bajaba línea y los gobernadores acataban”

Así lo afirmó el gobernador tras destacar el acuerdo fiscal que sellaron con el gobierno nacional al cual consideró "un hito importante".

Redacción Rosario Nuestro

domingo 19 de noviembre, 2017

El gobernador Miguel Lifschitz, destacó que el acuerdo fiscal que sellaron las provincias con el gobierno nacional fue “un hito importante”, consideró que “el kirchnerismo nunca se propuso generar acuerdos de este tipo” y sostuvo que en las gestiones anteriores “la Nación bajaba línea y los gobernadores acataban”.

“El kirchnerismo nunca se propuso generar acuerdos de este tipo con el arco de la sociedad civil, los gobernadores, la oposición. No estaba en su caja de herramientas”, sostuvo el mandatario en una entrevista que hoy publica el diario Clarín.

Para Lifschitz “hace muchos años no se producía un acuerdo así, que no surge de la imposición, porque “antes Nación bajaba línea y los gobernadores acataban”.

El mandatario destacó “que hubo discusión y que el documento original se modificó mucho” por pedido de los gobernadores.

Consultado sobre qué opinaba sobre el proyecto político del presidente Mauricio Macri, el santafesino dijo que si bien coincidían en “reducir las pobreza”, todavía “no está claro cuál va a ser el camino” que seguirá el Gobierno para eso.

“Quizás ahora empecemos a ver realmente cuál es el proyecto del Gobierno, creo que estos dos años sólo fueron de transición”, sostuvo.

Sobre su relación con Macri, el santafesino reconoció que “costó encontrarle la vuelta” pero consideró que ahora mantienen una buena relación, signada por la condición de ingenieros de ambos, entre otras cosas. “Hay un vínculo más directo, sin intermediarios. Le mando mensajes y me contesta al toque”, contó.

“Es el Presidente que más visitó Santa Fe, como 10 veces en los dos años. Se ha ganado con votos el lugar, no me puedo dar el lujo de llevarme mal con el Presidente más allá de las diferencias políticas”, concluyó.

Sobre su secreto para encajar entre gobernadores radicales y peronistas, siendo el único socialista, explicó que trata de “mantener una posición independiente y tener buen diálogo con pares de provincias peronistas y de Cambiemos”.

Además aclaró que los mismos peronistas son muy diferentes, porque “cada uno tiene su perfil” y opinó que “el PJ enfrenta una crisis severa y necesita reinventarse”.

A la hora de definir políticamente a Cambiemos, que en las últimas elecciones se impuso en Santa Fe y dejó al frente de socialista en tercer lugar, detrás del peronismo local, consideró que “es un fenómeno nuevo”.

“Podríamos decir que es una política de centro derecha moderna, democrática, para nada similar a otras experiencias”. Para el santafecino “muchos lo descubrieron tarde y lo subestimaron”.

“Se creía que no podía construir poder ni salir de la ciudad de Buenos Aires, que iba a repetir recetas neoliberales de los ’90, y no es así. Expresa un formato inédito; es la primera vez que un gobierno no peronista ni radical llega a la presidencia. El progresismo estuvo cerca con el Frepaso y no lo logró”, consideró

Finalmente Lifschitz destacó el cambio que significó para Santa Fe contar con un gobierno nacional que abordara al narcotráfico como un problema de las dimensiones que tiene.

“Ha habido un cambio con el gobierno de Cambiemos, se empezó a hablar del tema como un problema real de la Argentina, y a afrontarlo de esa manera desde el ministerio de Seguridad, con acciones conjuntas permanentes. Antes se negaba el problema: se negaba que existiera el narcotráfico, la cocina, el consumo”, analizó.

Lea también: El pacto fiscal y los compromisos de la Nación

Comentarios