situación complicada

Las ventas en las panaderías rosarinas cayeron entre un 30 y 40 por ciento

Según el titular del sector, Gerardo, Di Cosco, los que más sufrieron la caída fueron los locales ubicados en la zona céntrica de la ciudad.


La pandemia del Covid-19 y la cuarentena obligatoria establecida en Argentina desde el 20 de marzo dejó a varios sectores golpeados, entre ellos, los panaderos. Pese a pertenecer al rubro de alimentos y al avance a la fase de distanciamiento social en Rosario, los locales en la ciudad no registraron ganancias, sino todo lo contrario. Gerardo Di Cosco, titular de la Asociación de Industriales Panaderos, aseguró que las ventas cayeron entre un 30 y 40 por ciento de 2019 a 2020.

"Las ventas se han deprimido este año, se tendría que haber vendido más, pero la gente no tiene dinero y no puede comprar", aseguró Di Cosco en diálogo con este medio. Además, la semana pasada hubo un aumento de un 5 por ciento  en el precio de las bolsas de harina, pero los valores del pan se mantuvieron en medio del acuciante contexto económico y la necesidad de afrontar gastos.

Así las cosas, por el coronavirus, las ventas entre un año y otro cayeron aproximadamente entre un 30 y 40 por ciento. Según el referente del sector, las que más sufrieron el descenso fueron las panaderías de la zona céntrica de la ciudad. En los meses de cuarentena se fortalecieron los comercios de cercanía en los barrios.

Di Cosco afirmó que algunas panaderías cerraron y decidieron no vender más al publico aunque sí fabricar para hacer repartos. A su vez, por la recomendación de no salir a raíz de la pandemia, los consumidores empezaron a fabricar alimentos desde sus casas."Compran la harina y hacen sus fabricaciones", cerró el panadero.