CONMOCIÓN

Las diez frases más recordadas de Diego Armando Maradona

La genialidad de Diego no tuvo límites, y no se limitó a la cancha de fútbol, tirando paredes fue único, pero tirando frases no le fue tan mal. Un repaso por otras diez genialidades del más grande.


Además de un genio adentro de una cancha de fútbol, Diego fue declarante inigualable, obligado a hablar de todo en cualquier momento y cualquier ocasión dejo frases que ya son parte del repertorio popular. Una distinción que logran pocos.

Un repaso por diez frases célebres del más grande.

Crecí en un barrio privado de Buenos Aires: privado de luz, de agua, de teléfono.

Dios es Dios y yo soy Diego.

Me cortaron las piernas.

La pelota no se mancha

¿Cómo hice el gol? Lo hizo la mano de Dios.

Se le escapó la tortuga.

Lástima no se le tiene a nadie.

Sólo les pido que me dejen vivir mi propia vida, nunca quise ser un ejemplo.

Tampoco muerto encontraría paz, me utilizan en vida y encontrarán el modo de hacerlo cuando esté muerto.

Si me muero, quiero volver a nacer y quiero ser futbolista. Y quiero volver a ser Diego Armando Maradona. Soy un jugador que le ha dado alegría a la gente y con eso me basta y me sobra.

x
Paladini flotante