tensión y risas

Lali Espósito y Dady Brieva incomodaron a Mirtha contando experiencias nudistas

La diva intentó que se detuvieran pero siguieron las anécdotas.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 13 de agosto, 2018

Mirtha Legrand es una mujer moderna que a se adapta a cada época. Pero hay cosas que no cambian nunca. La diva no habla de intimidades de pareja y se escandaliza con temas asociados a la sexualidad. Al menos al aire de su programa. El domingo Lali Espósito y Dady Brieva fueron dos de los invitados de lujo a la mesa y la hicieron pasar por un momento tenso, que la conductora debió parar, aunque terminó entre risas. La perlita: la propia Mirtha fue la que inició la conversación cuando contó la experiencia de su hija Marcela en una playa nudista de Ibiza.

“Me contó que las mujeres hacían topless. ¿Y quiénes miraban, quiénes eran los desesperados? ¡Los argentinos!”, reveló Mirtha y le dio el pie  a Lali Espósito para que sumara una anécdota de la época de los Teen Angels. “No solo las mujeres. Con los Teen Angels, el grupo musical en el que estábamos la China (Suárez), con Peter (Lanzani), Gastón (Dalmau), Nico (Riera) hacemos nuestra primera gira a Europa. Yo tenía 17 años y venía distraída con la China caminando por la rambla de la Barceloneta, y veo un señor de 80, de bandana amarilla, borcegos, mochila… ¡y en pelotas!”, agregó Lali.

Y siguió: “Me acuerdo que me quedé… ¡Ah! Claro, este es el mundo libre, esto es espectacular. El tipo andaba ahí, con un poco de calor por los borcegos, pero en bolas. ¡Y me pareció espectacular!”. La diva también dio su veredicto: “¡Horrible me parece! ¡Espantoso!”, opinó. “Nooo. No mire, pero déjelo ahí, feliz ahí caminando”, trató de convencerla la cantante.

Acto seguido, Dady Brieva, que escuchaba atento, se sumó a la charla. “Fui a una playa en Miami. Me quise hacer el… y yo nunca había visto ehh… de negros y… impresionante Mirtha. Estaban las tres marcas en la arena. Nunca había visto una cosa así”.

“Luego me traicionaron y me sacaron una foto en Brasil”, contó. Y se explayó: “Hay que experimentar. Es muy linda la sensación del mar y el océano acariciándote las b…, que lleva y trae, y el frescor, allá abajo”, cerró el integrante de Midachi. Por su parte, a la rubia se la vio incómoda e intentó parar los relatos con un “basta, basta”, pero los invitados hicieron caso omiso a su pedido y todo terminó entre risas.

Comentarios