cuadernos K

La viuda de Muñoz fue aceptada como arrepentida, pero seguirá en prisión

Carolina Pochetti está acusada de ser parte de las maniobras para esconder más de 70 millones de dólares que su marido no podía justificar.

Por Rosario Nuestro Redes

martes 29 de enero, 2019

El juez federal Claudio Bonadio homologó este martes el acuerdo por el que Carolina Pochetti, la viuda del ex secretario presidencial Daniel Muñoz, se convirtió en la nueva arrepentida de la causa de los cuadernos, aunque seguirá presa, informaron fuentes judiciales.

La homologación del acuerdo de Pochetti ocurrió este martes por la tarde, mientras que en la madrugada fue detenido su ex abogado, Miguel Angel Plo, también acusado de participar del entramado de lavado de dinero que se le adjudica a quien fuera secretario del fallecido presidente Néstor Kirchner, y su entorno.

La defensa de Pochetti no solicitó su excarcelación con el objetivo de dar lugar a que el juez y a los fiscales Carlos Rívolo y Carlos Stornelli avancen con la corroboración de la veracidad de los dichos, indicaron a Télam fuentes con acceso al expediente.

La viuda de Muñoz había llegado este martes por la mañana a los tribunales de Comodoro Py, cuando en el edificio estaba cortada la luz: se reunió primero con su abogado defensor y cuando volviò la energía fue trasladada al juzgado de Bonadio, donde respondió preguntas durante más de tres horas.

 

El magistrado tenía algunas dudas sobre la declaración que Pochetti brindó como arrepentida la semana pasada, por lo que le formuló una batería de preguntas para aclarar algunos puntos, indicaron fuentes judiciales.

Pochetti está detenida desde el 24 de octubre acusada de ser una de las protagonistas de las maniobras realizadas para esconder en Argentina y el exterior más de 70 millones de dólares que su marido no podía justificar.

En su primera declaración en la causa, cuando la indagaron horas después de detenerla, Pochetti sostuvo que desconocía el origen de los fondos con los que su marido compró propiedades en Miami y nueva York.

“Pasó por arriba aquella primera declaración. Dijo todo lo que sabe desde el principio hasta ayer”, informaron fuentes judiciales que detallaron, además, que pidió protección para sus dos hijos.

El vínculo de Pochetti con la causa de los cuadernos de las supuestas coimas surge de que su fallecido esposo aparece de manera reiterada en los escritos del arrepentido chofer Oscar Centeno, quien trabajaba para el ex secretario de Coordinación del Miinisterio de Planificaciòn Federal, Roberto Baratta.

 

Comentarios