TRISTE IMAGEN

La terminal, completamente desértica y desolada: preocupación de los comerciantes por las escasas ventas

Solamente trabaja el personal de limpieza, de seguridad y quienes atienen los pocos locales comerciales que están abiertos. El paro de transporte, una complicación extra.


El aislamiento social, preventivo y obligatorio cambió por completo el escenario en uno de los puntos más transitados antes de la pandemia en Rosario. La Terminal de Ómnibus Mariano Moreno ya no es lo que era. En el predio de Córdoba y Cafferata se sintieron fuerte los efectos de la cuarentena. El paisaje está desértico y los negocios vacíos.

Desde el jueves 14 de mayo, los locales comerciales que funcionan en la estación de colectivos reabrieron sus puertas en el marco de la paulatina flexibilización de la cuarentena, que en la ciudad atraviesa la fase cuatro. Pese a la vuelta al ruedo, los locales no registraron ningún signo de un repunte en las ventas. Además, el paro de transporte, decretado por la UTA por la falta de pago de parte del sueldo a los choferes, complejizó el panorama.

Con el conflicto salarial como telón de fondo, que ya lleva diez días, la terminal se ve cada vez más desértica y desolada. Sólo el acceso por Santa Fe está habilitado. Únicamente trabaja el personal de limpieza para mantener el lugar a tono con las normas sanitarias que exige el protocolo por la pandemia, los empleados de seguridad y los de los pocos locales comerciales que están abiertos- de 13 a 19 o de 8 a 19, dependiendo del rubro-, dado que varios permanecen cerrados. Para todo la consigna es aguantar hasta que la pesadilla pase.

 

La recorrida de Rosario Nuestro por la Terminal

La terminal de ómnibus sin movimientos genera preocupación en los comerciantes.

Publicado por Rosario Nuestro en Miércoles, 20 de mayo de 2020