NUEVA HERRAMIENTA

La provincia lanzó un nuevo protocolo para la policía que contempla "el uso racional de la fuerza"

Impulsado por el Ministerio de Seguridad, regula sobre las técnicas de intervención de los efectivos policiales, incluido el uso de armas de mayor y menor nivel de letalidad.


La provincia lanzó un nuevo protocolo para la policía de Santa Fe que contempla el uso racional, progresivo y proporcional de la fuerza. La medida se tomó a través del Ministro de Seguridad cuyo ministro, Marcelo Saín, sancionó las nuevas herramientas para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de la provincia de Santa Fe.

La nueva resolución regula sobre las técnicas de intervención de los efectivos policiales, incluido el uso de armas de mayor y menor nivel de letalidad.

Según afirmaron oficialmente el protocolo "es resultado del trabajo de un equipo multidisciplinario coordinado por el Secretario de Seguridad, Germán Montenegro" y participaron en su creación "especialistas en ciencias políticas, sociólogos, abogados y expertos policiales" que recogieron en el nuevo texto "la experiencia nacional y las recomendaciones más recientes de Naciones Unidas en la materia de Derechos Humanos y de uso racional de la fuerza".

El objetivo del planeamiento del uso racional, progresivo y proporcional de la fuerza es "para modernizar y optimizar las habilidades requeridas por los policías para intervenir en situaciones de conflicto".

"El gobernador nos instruyó aumentar la racionalidad y precisión de las intervenciones policiales, priorizando la vida por sobre cualquier otro valor. El delito y la violencia se transforman. El uso de la fuerza debe adaptarse para responder con mayor eficacia al nuevo escenario", explicó el ministro Saín.

Y agregó: "Queremos profesionales que lleguen al terreno con mejores habilidades de mediación y de ejercicio efectivo de la fuerza, en caso de ser necesario. Y para ello necesitamos mejor información sobre los resultados de estas intervenciones, así como de los valores y expectativas de los trabajadores policiales en cuanto al uso de la fuerza".