oil san lorenzo

La provincia busca una solución al conflicto de los petroquimicos

Los ministros Speranza y Genesini se reunieron con el intendente Raimundo y trabajadores de la exRefinería San Lorenzo.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 14 de marzo, 2018

Los ministros Speranza y Genesini se reunieron con el intendente Raimundo y trabajadores de la exRefinería San Lorenzo.

Los ministros de Medio Ambiente, Jacinto Speranza, y de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini, se reunieron en San Lorenzo con el intendente local, Leonardo Raimundo, trabajadores de la empresa Oil Combustible S.A., transportistas y representantes del Sindicato del Petróleo, a los fines de abordar la situación que atraviesa la empresa ante la crisis que provoca el cese de sus actividades.

El ministro de Medioambiente, Jacinto Speranza, dijo: “Ya iniciamos contacto con la empresa, queríamos escuchar al intendente y a los trabajadores para delinear acciones concretas en pos de mantener estas fuentes de trabajo y garantizar el cuidado del ambiente”.

“Vamos a realizar las gestiones correspondientes ante las autoridades nacionales competentes y ante el juez a cargo del concurso, para destrabar el conflicto y lograr la continuidad de la empresa”, añadió.

Por su parte, el ministro de Trabajo Julio Genesini, indicó:”Debemos sostener la continuidad de los puestos de trabajo de una planta que ya está paralizada. Debemos trabajar de manera conjunta en la búsqueda de alternativas para intentar encauzar la actividad y mantener los puestos de trabajo”.

Del encuentro también participaron la diputada provincial, Claudia Moyano; el secretario de Medio Ambiente, César Mackler; el subsecretario de Legal y Técnica, Juan Carlos Della Rosa; además de transportistas y trabajadores de la empresa.

Desde la primera semana de marzo Oil no cuenta con stock de combustibles para abastecer a su red de estaciones, resignando un mercado de 2,5 millones de litros diarios a manos de sus competidores. Frustrado el acuerdo de aprovisionamiento con la rusa Lukoil, la empresa negocia ahora con Pampa Energía y la holandesa Trafigura, dueña de Puma, nuevos convenios para mantener abastecida de naftas y gasoil a su red comercial.

La cruda realidad: la provincia “está a punto de perder uno de los eslabones más importantes del complejo petroquímico”, sentenció el diputado nacional Luis Contigiani. El cierre de la planta significaría la pérdida de 400 empleos directos y de uno de los eslabones más importantes del complejo petroquímico.

Continúa el conflicto en Oil Combustibles y mil familias se encuentran en riesgo

Comentarios