EN SUBIRATS

“Alá es grande”, gritó el autor del atentado en Barcelona antes de morir

Younes Abouyaaqoub fue quien condujo la furgoneta. Llevaba un chaleco con explosivos.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 21 de agosto, 2017

La policía de Cataluña mató hoy a Younes Abouyaaqoub en Subirats, a 50 kilómetros de Barcelona. Se trata del autor material del atentado en Cataluña, el terrorista que condujo la camioneta que atropelló y mató a decenas de personas que paseaban por La Rambla, uno de los principales centros turísticos de España.

Según fuentes policiales, un testigo alertó sobre la presencia del terrorista en el municipio. Fueron Los Mossos quienes abrieron fuego contra Abouyaaqoub, de 22 años, y lo asesinaron. De acuerdo a medios españoles, antes de morir el atacante gritó “Alá es grande”. Además, llevaba un chaleco de explosivos

El terrorista permanecía prófugo desde el jueves pasado, cuando perpetró el atentado en La Rambla y logró escaparse a pie por el mercado. Según las imágenes difundidas, llevaba anteojos de sol y se movía entre la gente con absoluta normalidad. Los terroristas de estos últimos ataques llevaban al menos un año reuniéndose dentro de una furgoneta, donde planificaban los ataques. Luego, en la calle, simulaban no conocerse.

¿Quien es Abouyaaqoub?

Younes Abouyaaqoub, de 22 años, era uno de los integrantes de la célula terrorista que atentó en Cataluña. Es originario de Mrirt, un pueblo en Marruecos, donde sus más cercanos se dicen “sorprendidos” de lo ocurrido.

Mrirt es conocido en Marruecos -y en toda la región vecina- como “la fortaleza del ateísmo”. Es famosa por su tolerancia religiosa y moral. Por eso, ha sorprendido más que en ninguna parte que cuatro chicos del pueblo hayan cometido en nombre del “Daesh” (acrónimo en árabe de Estado Islámico) la matanza de Barcelona.

Desde el pasado viernes, nadie habla de otra cosa en Mrirt, y más teniendo en cuenta que hay miles de emigrantes del pueblos establecidos en España desde hace décadas, desde Almería hasta Gerona, pasando por Murcia.

Según informa la agencia internacional de noticias EFE, en el barrio de Tahayauit viven todavía los abuelos de Yunes Abouyaaqoub. Su abuela, Cherifa Hicham, sentada en un sofá con un calor sofocante, recibe a un periodista tras otro, pero confiesa que no entiende nada:

“Mis nietos son buenas personas, como cualquier chico de su edad, les ha pasado algo extraño, gente rara que ha entrado en contacto con ellos”, reflexiona, antes de recordar que fue en marzo la última vez que vio a Younes, cuando la visitó “solo dos días” y llegó en una gran moto.

Un vecino asegura que con esa moto viajó hasta Aghbala (unos 70 kilómetros al sur) a reunirse con los hermanos Oukabir, también de la mis célula terrorista que se gestó en el municipio de Ripoll (Gerona).

Comentarios