EL PARTIDO DE LA VIDA

La particular historia de Pablo Jerez


Luego que se diera a conocer la noticia en donde el ex defensor de Boca, Pablo Jérez, debió vender camisetas para afrontar un tratamiento de su hija debido a una larga y compleja enfermedad que se la detectaron al nacer, el propio futbolista confirmó este lunes que dejará la actividad profesional de manera anticipada a lo que tenía planificado.

El motivo tiene que ver porque en las últimas horas recibió una grata noticia: El ex jugador del Xeneize contó que su hija Zoe salió del embarazo con muchísimos problemas.

"Tuvo meningitis, que le produjo hidrocefalia y una gran infección. Nos dijeron que iba a quedar postrada en una cama, en estado vegetativo", describió aquella vez. Su principal preocupación pasaba porque, con 34 años, el retiro estaba cerca. 

Y agregó: "El gremio sólo acapara a los futbolistas activos. Se nos va a venir una jodida. Estamos viendo la posibilidad de seguir involucrados a alguna obra social, pero es difícil porque no la toman a Zoe, tiene de base muchísimos problemas", agregó.

Pese a ello, Jerez tuvo una entrevista de trabajo en una constructora y, de ahora en más, trabajará allí. Zoe tendrá su obra social y podrá ser tratada como corresponde. El ya ex futbolista, con pasado en Boca, Colón, Tigre, Huracán, Olimpo, Camioneros, San Martín de Burzaco y Deportivo Merlo, terminó su experiencia como profesional en Midland.

Mirá el video:

x
Paladini flotante