EDUCACIÓN

La Pampa se prepara para la vuelta a clases presenciales bajo un protocolo acordado con los gremios

"Ante el escenario que se plantea, se pondrán a disposición todas las herramientas posibles para que las aulas sean lugares seguros", manifestó el gobernador Sergio Ziliotto.


El próximo lunes comenzarán las clases presenciales en La Pampa con un máximo de tres horas para la asistencia de los alumnos, con excepción de cuatro localidades que están en fase 1 de aislamiento por la suba de casos de coronavirus, informó este viernes su gobernador Sergio Ziliotto.

"Ante el escenario que se plantea, se pondrán a disposición todas las herramientas posibles para que las aulas sean lugares seguros, quizás el más seguro que hemos abierto, garantizado por el Gobierno provincial", afirmó el mandatario pampeano durante una conferencia de prensa.

La Pampa acordó con Nación en agosto pasado que las clases presenciales comenzarían el lunes 14 de septiembre en la provincia y se definió un protocolo de funcionamiento con los gremios docentes, que contempla una jornada máxima de tres horas y sin la asistencia de la totalidad de la comunidad educativa.

La provincia transita la fase 5 de aislamiento y tiene 93 casos de coronavirus y 3 fallecidos desde el inicio de la pandemia. Las cuatro localidades exceptuadas de regresar a las clases presenciales son 25 de Mayo, La Adela, Intendente Alvear -con un brote que elevó a 40 los casos positivos- y Bernardo Larroudé con 11 infectados.

"El lunes abren las escuelas, con la jornada máxima de tres horas, los niños no van a volver todos los días y será con protocolos estrictos", dijo Ziliotto, que acompañó la presentación con cuadros estadísticos elaborados por el Ministerio de Educación.

Además, el gobernador expuso que son 12.754 los alumnos que están en condiciones de regresar a las escuelas, que abrirán 497 establecimientos educativos con 3.850 docentes.