OPINIÓN

La necesidad de una nueva dirigencia radical para la Argentina de hoy

Por Lisandro Enrico.


Por Lisando Enrico

La irrupción de Maximiliano Pullaro como candidato a Senador Nacional en Santa Fe es la evolución de una seria de dirigentes del radicalismo, que en diferentes provincias, asumen el rol de llevar adelante otra expresión de liderazgo renovada y pensada para el futuro del país.

En la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro no sólo es poseedor de una experiencia y maduración política de muchos años de dedicación, sino que además tiene una práctica de gestión ejecutiva y legislativa notoria.

Mirá también

Una vacuna para el alma

Desempeñó durante el transcurso de todo un gobierno su cargo de Ministro de Seguridad lidiando con las dificultades propias de ese ministerio, con un nivel de respuesta al ciudadano, al personal policial e incluso un nivel de tecnificación que su posición ameritaba.

Es el único Ministro de Seguridad, desde que se creo el cargo, que cumplió un ciclo completo de cuatro años.

Hoy la realidad manifiesta la necesidad de tener nuevos emergentes comprometidos, enérgicos y dispuestos a empezar a sentar bases de ordenamiento en un país que navega en la improvisación y la falta de rumbo y desarrollo.

La dirigencia del kirchnerismo a nivel nacional demuestra que, por sus inocultables diferencias y falta de estrategia, está llevando a la Argentina hacia un espacio en el mundo que nos aleja de cualquier senda de desarrollo: apoyamos los regímenes dictatoriales de Nicaragua y Venezuela, luego avalamos la postura de Palestina pero al  otro día le vamos a pedir pedal financiero a los países centrales. Parece que la Argentina está cada vez más lejos del lugar en el mundo en el que todos queremos ver a nuestra nación.

Hace falta que en la Argentina surja otra dirigencia, con otra mirada sobre el país, sobre la seguridad, sobre la institucionalidad y el futuro.

A estos nuevos liderazgos deben sumarse todos los dirigentes de aquellas expresiones que conformarán “Juntos por el Cambio” y que provienen de otros partidos con quienes también se viene construyendo un nuevo espacio alternativo diferente al anterior. Otra dirigencia que surge de haber capitalizado la experiencia con sentido autocrítico pero siempre con la idea de la superación política de la Argentina.

x
Paladini flotante