Policiales

La muerte, las elecciones y la ausente

Dos fiscales dieron detalle de la investigación por la muerte de Cristian Gabriel Ordóñez.

Por Rosario Nuestro

martes 17 de octubre, 2017

Fiscales O`connell y Piazza

Foto: Franco Trovato Fuoco

Hoy al mediodía Viviana O´Connel y Valeria Piazza Iglesia, dos de las tres fiscales que tienen a su cargo la investigación por la muerte de Cristian Gabriel Ordóñez dialogaron con la prensa. O´Connel, de la Unidad de Investigación y Juicio, dio detalles sobre la presunta tentativa de robo en la que participó el fallecido y Piazza Iglesia, de la Unidad de Homicidios Culposos, explicó el estado de la pesquisa en relación a la posibilidad de que el joven haya muerto por una negligencia por parte de los uniformados.

Los hechos

Según explicaron las fiscales, unos minutos después de las 22 del domingo entró un llamado al 911. Vecinos de Comandante Espora al 300, de Villa Gobernador Gálvez, llamaron a la Policía porque un joven estaba intentando colarse en una casa. No había logrado abrir las puertas y estaba subido a techo de la vivienda, golpeando con los puños un ventiluz.

Cuando vio llegar los patrulleros, Ordóñez saltó a la calle para intentar fugarse. Los policías, con ayuda de un grupo de vecinos, lograron reducir al joven, que tiraba piñas y patadas —incluso, según las fiscales, llegó a morder a algunos de los uniformados—, meterlo en un patrullero y llevarlo hasta la Comisaría 29°. “Estaba completamente exaltado”, señalaron.

Siempre según las pesquisas, Cristian no llegó a ser fichado en la seccional, ya que mientras lo ingresaban se descompuso y fue trasladado de urgencia al hospital Gamen donde lo reanimaron. Había sufrido dos paros cardiorespiratorios.

Una vez que los médicos estabilizaron su cuadro clínico, el joven fue trasladado al hospital Roque Saenz Peña. Falleció allí ayer a las 19.

Las Pruebas

La fiscal Valeria Piazza Iglesia dio varias directivas para contar con la mayor cantidad de pruebas posibles para determinar lo que pasó con el fallecido . Ordenó que se le haga una extracción de sangre, que el cuerpo sea refrigerado y que la autopsia se realice cuando todas las partes lo coordinen, para evitar cualquier tipo de dudas sobre los resultados. También se encargó de que la ropa del fallecido sea preservada para las pericias.

A su vez, Karina Bartocci mandó a incautar las grabaciones de las cámaras de seguridad de la comisaría, junto con el libro de actas y los GPS de los patrulleros de Comando Radioeléctrico que utilizaron los policías que detuvieron a Ordoñez.

Las investigadoras entrevistaron a la pareja del fallecido. Ella les contó que Cristian tenía serios problemas de adicciones y que le había perdido el rastro el domingo a la mañana.

De acuerdo a lo que explicó Piazza Iglesia, las primeras pruebas avalan la versión de que el joven se desplomó en medio del procedimiento y no sufrió algún tipo de maltrato en la dependencia policial.

La ausente

En la conferencia de hoy a la mañana faltó Karina Bartocci. Una ausencia importante, teniendo en cuenta que la principal sospecha que sobrevolaba el caso era la de que Ordóñez haya muerto en un caso de violencia institucional —ella es fiscal de la Unidad de Violencia Institucional—.

No es un dato menor que la investigadora se encuentre en el ojo de la tormenta por las investigaciones por la muerte de la maestra María de los Ángeles París; cuyos familiares exigieron su destitución hace pocos días.

Las elecciones

Es muy llamativa la cantidad de recursos que el Ministerio Público de la Acusación puso a disposición para determinar que fue lo que le ocurrió a Cristian Gabriel Ordóñez: una investigadora por una tentativa de robo, otra para saber si hubo un homicidio culposo en la muerte y otra para determinar si los uniformados que lo detuvieron actuaron en forma violenta.

Ojalá luego del fin de se mana se aborden los casos con la misma tenacidad.

Comentarios