Presunto desvío de fondos

La Justicia española desoyó al denunciante de la ONG de Messi que involucra a Rosario

La jueza no le permitió presentar una memoria USB con documentos e informes para ampliar sobre los hechos que denuncia el ex empleado de la Fundación.


Por Ignacio Pellizzón

El denunciante de la Fundación Messi, Federico Rettori, quien apunta contra la familia del jugador por presunto desvío de fondos, fue a declarar este martes en la Audiencia Nacional de España frente a la jueza María Tardón, sobre cómo la ONG -con sede en Barcelona y Rosario- se utiliza de pantalla para hacerse de recursos que deberían tener como finalidad última proyectos sociales.

El cooperante humanitario, que trabajó para la entidad entre 2012 y 2015, salió de la Audiencia con mucho malestar. Afirmó que no le dejaron presentar sus pruebas, entre las que se encuentran los documentos que involucran a la filial rosarina, y por eso se negó a firmar el acta de su declaración en el juzgado Central de instrucción número 3.

Según comentaron a Rosario Nuestro, fuentes ligadas a la investigación en España, Rettori tomó la drástica decisión porque “la declaración impresa ni siquiera mencionaba el desvío de fondos de la Fundación Messi, lo que el testigo venía a denunciar”.

Además, “no le permitieron –a Rettori- explicar los hechos que viene denunciando como, por ejemplo, los convenios inexistentes que la ONG anunció en Rosario, transferencias a Luxemburgo y sociedades pantallas”, apuntaron las mismas fuentes.

Escandalosa fue la situación, según comentaron las fuentes, dado que el denunciante de Fundación Messi había llevado una memoria USB con documentos e informes para exponer y ampliar los hechos denunciados, pero la jueza, sin razón alguna, se negó a aceptarlos. Todo quedó registrado en una filmación, que tampoco quisieron entregarle a Rettori.

Mientras tanto, en los tribunales de Comodoro Py sigue gravitando la causa abierta contra Messi y su familia por presunto desvío de fondos. El juez interviniente es Ariel Lijo, quien recibió el traspaso de la denuncia de su colega, Gustavo Meirovich, del Juzgado en lo Penal Económico N° 8, que venía avanzando de manera acelerada mediante numerosas medidas de pruebas. Hasta el momento no hubo más avances.

La denuncia

Junto a la querella presentada en junio de año pasado, Federico Rettori ya entregó varios documentos -buena parte de ellos publicados por Rosario Nuestro y el diario español ABC- sobre fondos de la ONG desviados a sociedades pantalla, millones de euros en patrocinios no declarados en España ni en Argentina, gastos descontrolados en reformas y asesores, inversiones en proyectos sociales muy inferiores a los ingresos obtenidos o dobles convenios con distintas empresas en los que intervenía la sociedad patrimonial del futbolista, denominada Limecu, el acrónimo de Lionel Messi Cuccittini.

Entre estos documentos destaca el reporte de una transferencia de 300 mil dólares que la Fundación Messi desvió a una cuenta de un banco en Luxemburgo cuyo titular era una sociedad pantalla británica, Hanns Enterprise.

La estructura usada por la Fundación Leo Messi es similar a la que costó al delantero del Barcelona y a su padre, Jorge Messi, una condena a 21 meses de prisión por tres delitos fiscales que el Tribunal Supremo ratificó en mayo de 2017.