"encontré una respuesta mágica"

La dura confesión de Nazarena Vélez al recordar su adicción a las anfetaminas

La productora teatral habló sobre su dependencia durante décadas a las pastillas y contó que llegó al punto de robar recetas.


Nazarena Vélez fue una de las que acompañó este domingo a Juana Viale en los emblemáticos almuerzos de su abuela por la pantalla de El Trece. Al aire, relató el difícil momento que afrontó cuando sufrió, años atrás, adicción a las pastillas para bajar de peso. Sin mucho rodeo, la conductora del ciclo le consultó: "Y para vos Naza, ¿cómo fue el tema de estar muy dependiente de las anfetaminas?".

“Lo que pasa que siempre me importó el envase, siempre me importó cómo me veía. Entonces, encontré en las anfetaminas una respuesta mágica, tóxica, que me llevó casi a la muerte”, se sinceró Nazarena. Mientas que Juana luego indagó sobre la cantidad de años que transitó esta adicción.

“Sí, décadas, desde los 17, 18, hasta el 2009, en el 2009 decidí dejarlo”, recordó Nazarena. "Pero lo dejé porque me agarró un preinfarto. Me agarró un preinfarto, me quedé en la cama, me había pasado de pastillas y mi mente funcionaba, mi cuerpo no, yo sentía que tenía hormigueos, bichos en el cuerpo, fue horrible”, contó Nazarena.

“Y dije, bueno, al final, digo que soy tan buena madre, eso lo pensaba en la cama, pensaba van a venir Barbie y el Chyno, en ese momento tenía mis dos hijos, del colegio, ¿y me van a encontrar acá tirada? Cuando me reaccionó el cuerpo llamé a mi mamá, que vive en Puerto Madryn, a mis viejos, y les dije me mandé una cagada, necesito que vengan. Todos esos años se lo oculté a toda mi familia, nadie sabía, como buena adicta”, profundizó.

Por otro lado, Nazarena manifestó que robaba recetas: "Llegué al punto de robar a un médico, cuando fui, bien de adicta. De hecho, los médicos que me vieron después me dijeron que era comparable a muchísimos gramos de cocaína lo que yo había tomado. Me hizo un pequeño derrame en la cabeza. Llegó un momento que dije bueno, o sigo con ésta y me muero, de elegir entre cómo me quería ver o elegir seguir viviendo, y elegí seguir viviendo”, recordó.

“Y la muerte de mi hermana me hizo reaccionar mucho, ver el sufrimiento de mis viejos, mi familia, ver a mi sobrinita de un año y medio que se quedó sin la mamá. Un año anterior había sido el click, pero cuando yo hice la depuración todo el mundo decía qué gorda estaba”, concluyó.

x
Paladini flotante