EL PEOR FINAL

La constructora Razzini cerró sus puertas por el bloqueo del Sindicato de Camioneros

La empresa de materiales de la construcción anunció la noticia a través de un comunicado, en el que informan que comenzaron con el proceso de liquidación de los empleados de las tres plantas.


La empresa Razzini de materiales de construcción, con más de 40 años de historia, cerró sus puertas debido al bloqueo del gremio de Camioneros, que con amenazas y piquetes hacia los directivos de la firma, exigían que los empleados empiecen a formar parte del sindicato. Durante dos meses se vivió esa situación de impedimento de ejercer las habituales tareas laborales, que llevaron a la decisión que se hizo pública a través de un comunicado oficial difundido en las últimas horas. Sus tres plantas dejarán de funcionar y anunciaron que comenzó el proceso de liquidación a todos los empleados.

"Informamos a nuestra comunidad que, visto el brutal boicot por encuadramiento gremial organizado por el Sindicato de Camioneros de la Provincia de Santa Fe y un grupo de personas que pertenecían a las empresas, hemos iniciado, con el personal que siempre ha permanecido en ellas, el proceso de liquidación de las mismas. Esta operación implicará un necesario tiempo de gestión", indicaron en el comunicado, el cual cerraron con una frase contundente: "Ninguna de las empresas se dedica al transporte". 

Razzini contaba con una planta ubicada en Avenida Arijón 2542 dedicada a la distribución de materiales para la construcción, donde también pusieron oficinas de atención al público, y otra situada en Madre Cabrini 2632, abocada a la producción y molienda de granzas y servicios de volquetes.

Desde el Concejo Municipal se expresaron al respecto y responsabilizaron al gobierno provincial. Puntualmente, el edil Carlos Cardozo, dijo: “Lo venimos advirtiendo desde hace dos semanas, esto iba a terminar mal y terminó mal. La empresa Razzini termina cerrando sus tres plantas: la de corralón, la de hormigonera y la industrial. No puede ser la anomia absoluta de las autoridades nacionales, provinciales y municipales frente a la extorsión de los piquetes del gremio de Camioneros. Acá se tiene que garantizar la libertad de trabajo y de circulación y esto es lo que ha impedido el gremio de Camioneros en las plantas de Razzini, lo mismo está pasando en la distribuidora de Autopartes Etman de Rafaela”.

No entendemos cómo el Ministerio de Seguridad de la provincia no despeja el acceso a las plantas porque se está impidiendo la libertad de circulación. El Ministerio de Trabajo ha tenido un papel lamentable, ha llamado a conciliaciones obligatorias entre empresas y sindicatos que no tienen ningún afiliado en esas empresas, algo realmente ridículo”, continuó el concejal y cerró: “Decimos para la tribuna que hay que generar puestos de trabajo y lo único que hacen es desalentar inversiones que generan puestos de trabajo. Es un fin triste para una historia en la que advertimos”.

Comunicado oficial de Razzini