EN CRISIS

Kiosqueros se oponen a las restricciones y buscan extender el horario de atención

Tras la medida que obliga cerrar sus negocios a las 19.30, solicitaron una reunión con autoridades municipales para llevarles una propuesta que posibilite prolongar ese horario.


Tras la disposición del gobierno provincial de cerrar los comercios a las 19.30, kiosqueros  solicitaron una reunión con autoridades de la Municipalidad para plantear una propuesta que permita extender esa franja horaria se extienda. Desde el sector aseguran que a última hora las ventas se incrementan. De este modo, se sumaron al planteo de gastronómicos que el fin de semana realizaron una ruidosa manifestación.

En ese marco, el presidente Cámara de Kiosqueros Rosario, Marcos Difilippo, quien manifestó: “Estamos sumamente preocupados por la problemática que está atravesando el sector y la caída de las ventas. Con respecto al decreto que ha salido hace unos días a nivel provincial, lo aceptamos y lo estamos cumpliendo, pero le hicimos un pedido a la Municipalidad de Rosario para que nos reciba virtualmente para expresarle la problemática”.

“En este horario, el cual estamos cumpliendo y estamos cerrando a las 19.30, es cuando más ventas tenemos, ya que las personas que salen de trabajar comprar para la cena, los vecinos que se han olvidado algún artículo de primera necesidad se acercan a nuestros comercios a comprarlo”, señaló el referente del rubro y detalló: “Por lo tanto bajo protocolo y todo lo que nos dicen las personas que trabajan en salud, proponemos trabajar a puertas cerradas, por llamado telefónico o por delivery, un lapso más de tiempo que la Municipalidad crea conveniente”.

Con respecto a la realidad de los kiosqueros rosarinos en esta pandemia, Difilippo precisó: “Estamos pasando un momento crítico en el sector, los colegas que están en el centro de la ciudad y en la Terminal Mariano Moreno, cada vez que hay paro de colectivos bajan sus ventas entre un 70 y un 80 por ciento. Esto lo único que está haciendo es que cada vez más comercios cierren sus puertas y que los pocos que están quedando en estas zonas sigan sumando deudas”.