deficiencias

Justicia y coronavirus: abogados denuncian fallas en el sistema que exponen la salud de los profesionales

El colegio que nuclea a los letrados emitió un comunicado en el que sostiene que existen trabas burocráticas y estructurales que lejos de agilizar el trabajo, lo obstaculizan.


El Colegio de Abogados Segunda Circunscripción denunció en las últimas horas graves deficiencias del sistema judicial santafesino impuesto en el marco de la pandemia, que se reanudó hace pocas semanas. A través de un comunicado representantes de la entidad sostuvieron que existen trabas burocráticas y fallas estructurales que, lejos de agilizar el trabajo, lo obstaculizan, entre ellas la realización de trámites presenciales que podrían efectuarse en forma virtual. Aseguraron que la Justicia "atraviesa su peor momento" y que están expuestos a contagios de coronavirus.

En ese marco, letrados nucleados en la organización realizaron una evaluación desde la vuelta a la actividad el 18 de junio. Este martes dieron a conocer que hay "serias falencias que generan demoras, ponen en peligro a los profesionales e impiden el acceso a la justicia en el territorio provincial".

"El Poder Judicial incurre en importantes contradicciones que perjudican el avance de las causas y ponen en riesgo la salud de todas las personas que asisten al Tribunal", afirmaron. En esa línea, explicaron que "una de las contradicciones principales tiene que ver con la exigencia de jueces y juezas de efectuar notificaciones por medio de soporte papel (para lo que el oficial notificador debe circular por el Tribunal a llevar la cédula), a pesar de contar con la herramienta tecnológica de la notificación electrónica, contrariando de este modo la sugerencia de evitar la aglomeración de personas en lugares cerrados".

Por otra parte, destacaron que "para poder acceder a un expediente el abogado o abogada debe sacar un turno por cada uno de esos expedientes, ya que el Poder Judicial no autoriza a revisar más de uno por vez. Esto aunque el profesional se encuentre en el edificio, a sólo metros del juzgado". Al respecto plantearon que ello implica demoras innecesarias en la resolución de casos, dado que los turnos se otorgan a 15 días y fuerza al profesional a ir en reiteradas ocasiones el edificio.

Asimismo, señalaron que, muchas veces, "los juzgados cancelan discrecionalmente los turnos y sin avisarle de antemano al profesional, quien acaba enterándose de la suspensión en el mimo momento, haciéndolo además de exponerse al contagio para luego no ser atendido"

En tanto, remarcaron que "el sistema informático no agiliza los tiempos, más bien todo lo contrario: los correos electrónicos enviados se imprimen y se agregar al expediente, generando más demoras".

Las audiencias

Con respecto a las audiencias, desde el Colegio de Abogados indicaron que es "quizás uno de los temas que suscitan más preocupación en el contexto de la pandemia" y subrayaron que el Poder Judicial no dio a conocer un protocolo específico para su realización. De este modo, muchos de las audiencias acaban reprogramándose para el año próximo, lo que resulta absurdo ya que las mismas terminan siendo tomadas no por un funcionario público (juez o secretario), sino por los abogados de cada parte.