OPINIÓN

Jugá, pibe

lunes 5 de noviembre, 2018

Esta frase futbolera hace mención a los técnicos que le piden a los jóvenes futbolistas que demuestren su talento dejando de lado las presiones de debutar en la primera división. Parece ser la frase de Mauricio Macri pensando en las Primarias Abiertas, simultáneas y Obligatorias (PASO) del 2019 en el seno más íntimo de Cambiemos. En Santa Fe parece que no habrá sorpresas.

Federico Angelini, diputado provincia y presidente del PRO, agarró un auto el viernes y se fue a Olivos a reunirse con el presidente Macri. En la misma, el primer mandatario nacional dio vía libre para que los candidatos que conforman el frente en cada territorio a que jueguen y compitan sin restricciones.

En Santa Fe hay un candidato de la UCR que tiene el número puesto: José Corral. El ex presidente de la UCR a nivel nacional, dos veces intendente de Santa Fe y con intenciones de competir para quedarse con el mando de la bota santafesina, se siente preparado para ello y seguro va a ser pre candidato. En algún momento apareció la imagen de Mario Barletta intentando competir en el espacio radical, pero no parece tener lugar hasta el momento.

Por su parte, todos los sectores del PRO saben que Angelini va a ser candidato a gobernador. El joven dirigente quiere crecer, después de pasar dos veces por la Legislatura provincial como diputado, y para eso se prueba el traje de candidato a gobernador. La Casa Gris es una obsesión para él y tiene un problema: el nivel de desconocimiento. Pero aseguran que es algo “subsanable” y que los demás también arrancan con un piso bajo, salvo Bonfatti que fue gobernador y Perotti que supo ser dos veces candidato a gobernador.

En el partido del Presidente de la Nación hay alguien que también tiene ganas de jugar. El diputado nacional Lucas Incicco tiene ganas y un grupo de dirigentes que lo acompañan. Su participación ayudaría a los radicales, para dividir el voto “PRO puro”, y se esperan negociaciones para que acompañen a Angelini en su empresa de ser gobernador de la provincia.

Lo cierto es que Angelini se trajo la venia del jefe del espacio. Había temores de que los candidatos se definan con el dedo de la Rosada, pero se encontraron con la aceptación de las competencias regionales en la figura de Mauricio Macri. Hasta se dio el ejemplo de la interna grande entre el mismo presidente, Elisa Carrió y Ernesto Sanz en aquel ya lejano 2015, y que parece que puede tener su lado B en 2019.

Desde lo local esperan más definiciones, pero no hay mucho tiempo para dejar correr. Los cierres de listas serán sobre los inicios del mes de febrero y para ese entonces ya van a estar lanzados los que quieran quedarse con un lugar en la grilla de la boleta única santafesina.

Comentarios