entrevista exclusiva

Juan Junco, el más aplaudido de los premios Magazine: “Para laburar me tengo que divertir”

El periodista local ganó por primera vez la estatuilla. Contó sus sensaciones a Rosario Nuestro.

Redacción Rosario Nuestro

martes 2 de octubre, 2018

“Me sentía el DiCaprio de los Magazine”, dice Juan Junco, entre risas, tras haber ganado por primera vez el prestigioso galardón local organizado por Carlos Bermejo. DiCaprio era un asiduo asistente a la entrega de los Óscars pero nunca se llevaba el premio. Hasta que una vez lo hizo. Juan también iba siempre a la gala de los Magazine y una noche, la del lunes, lo ganó. En diálogo con Rosario Nuestro, habla de sus sensaciones, de su falsa pelea con el mentor y de la frase de Mirtha Legrand, que eligió para el agradecimiento, que a la diva-estrella de la ceremonia-, le encantó. “Les he dado todo”, expresó el periodista y el auditorio estalló en aplausos.

Junco fue el hombre más aplaudido de la fiesta. Así se lo contaron varios asistentes del encuentro, colegas y famosos. Dice que para citar la frase de la Chiqui buscó complicidad en Valeria Lynch que le dio luz verde. Cuando se bajó del escenario saludó a la diva y le preguntó si le había molestado: “No querido”, le contestó y cuando le tocó el turno de subir a ella, lo nombró. Aunque se confundió en el apellido (lo bautizó Jara), Mirtha cumplió y lo mencionó.

“Siempre está bueno un reconocimiento”, reflexiona el periodista y enfatiza en que, en este caso, viene por partida doble: de las figuras, que invadieron el Centro de Convenciones del City Center y no dudaron en aplaudirlo; pero también de los colegas que le prestaron atención y lo ovacionaron. Entre unos y otros, eran más de 600. Juan sostiene que hay algo que diferencia a los Magazine de otros premios. “Cuando alguien habla, todos escuchan. No es como en el Martín Fierro, por ejemplo, que siempre se escuchan murmullos”.

Por los pasillos de la escena del espectáculo rosarino un fuerte rumor circuló con fuerza durante años: Junco y Bermejo se habrían peleado. Quizás la versión corrió para alimentar una suerte de competencia entre ambos, por el espacio que los dos conquistaron en De 12 a 14, cada uno en su estilo. “Es como la cachetada de Evita a Libertad Lamarque. Todo el mundo hablaba de eso, pero nadie lo vio”. Juan dice que la disputa jamás existió, que él era “una suerte de Jorge Rial de los Magazine” porque anticipaba ganadores y revelaba detalles de la ceremonia, hasta que entendió el juego.

Al momento de recibir la estatuilla, Junco se acordó de Bermejo y de todos los que lo impulsaron- y lo impulsan- en su labor, que incluye también las tablas: participó del musical infantil Aladino, hace stand up e incursionó en la revista. Sobre el final de la charla cuenta que durmió dos horas, pero que valió la pena. “Para laburar me tengo que divertir”, cierra y se despide con un abrazo virtual.

 

Comentarios