Cuadernos de las coimas

José López aseguró que le entregaba dinero a ‘Wado’ de Pedro para financiar Justicia Legítima

También buscó despegarse de la propiedad de los 9 millones de dólares que encontraron en su poder cuando fue detenido.

Por Rosario Nuestro Redes

sábado 25 de agosto, 2018

José López , el exsecretario de Obras Públicas del kirchnerismo, declaró ante la Justicia que le entregaba dinero al dirigente de La Cámpora Eduardo “Wado” De Pedro para el financiamiento de Justicia Legítima, según dijeron fuentes que accedieron al contenido de las revelaciones del exfuncionario, a quien ayer el juez Claudio Bonadio aceptó formalmente como “arrepentido”.

María Laura Garrigós de Rébori, presidenta de Justicia Legítima, una asociación de jueces, fiscales y funcionarios judiciales que promueve políticas en sintonía con el kirchnerismo, dijo a que todos los aportes están en sus balances y provienen de las cuotas de los socios. Y advirtió que el grupo no recibió ninguna donación. “Si alguien le dio plata para entregar a Justicia Legítima, pues no lo hizo, y no hemos recibido un peso de nadie”, enfatizó la excamarista.

Voceros de Wado De Pedro prefirieron no hacer comentarios ante lo que entienden que es un trascendido, aunque destacaron que no había contacto entre Justicia Legítima y el diputado camporista. La primera noticia sobre que el dinero de López llegaba a Justicia Legítima fue revelada por el periodista Carlos Pagni. A partir de esa información, la agrupación emitió un comunicado en el que dijo tener “sorpresa e indignación” ante lo que consideró “la declaración de un detenido en busca de un beneficio”.

Por eso pidieron “aclarar que semejante imputación, pese a ser genérica e imprecisa, afecta la honra y el prestigio de los miembros de nuestra Asociación Civil, por lo que esperamos lo más pronto posible que se esclarezca y precise el sentido de temerarias y difamatorias afirmaciones”.

Bonadio homologó anoche el acuerdo al que habían llegado López y el fiscal Carlos Stornelli para reducir su condena a cambio de los aportes que prestó para la investigación de corrupción contra Cristina Kirchner.

López se convirtió así oficialmente ayer en imputado colaborador y sus revelaciones ya tienen valor en el expediente judicial que se inició con los cuadernos de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, mano derecha de Julio De Vido.

Los cuadernos mencionaban un circuito de recaudación ilegal de dinero de empresarios vinculados con las obras públicas. Los empresarios corroboraron esas acusaciones y confesaron pagos indebidos, y López, al declarar como arrepentido, explicó cómo funcionaba el mecanismo por el cual la plata ascendía hasta lo más alto del poder.

Él mismo se reconoció como uno de los recaudadores del dinero que terminaba en manos de Néstor Kirchner, al principio de la maniobra, y después de su muerte, en manos de Cristina Kirchner.

López buscó despegarse de la propiedad de los 9 millones de dólares que le fueron encontrados en su poder cuando fue detenido en la puerta de un convento en General Rodríguez en 2016.

Dijo que la plata no era suya, sino de “gente de la política” que se la dieron para que la llevara al convento. Mencionó que lo estaban vigilando tres hombres, dos en auto y uno en moto, mientras hacía la entrega. Ahora como “arrepentido” apuntó para arriba para identificar al dueño de los 9 millones de dólares. El hermetismo con que se manejó su declaración impide conocer otros detalles, pero por encima de él estaban Julio De Vido y Cristina Kirchner.

El exfuncionario, que vive protegido al amparo de un programa de protección del Gobierno, sigue preso, aunque lo sacaron de la cárcel de Ezeiza por su seguridad.

 

Comentarios