actuará en rosario

Jorge Rojas, un recorrido de norte a sur por lo profundo del continente americano

El músico salteño presenta su nuevo disco. Un trabajo minucioso donde no dejó nada librado al azar donde apuesta a su faceta compositiva más íntima.

Por Diego Montejo

lunes 21 de enero, 2019

Después de un período de necesaria ausencia y tras atravesar algunos problemas familiares, Jorge Rojas regresó con material a estrenar. “Mi cantar”, título del flamante disco, también da nombre a la gira que lo llevará por todo el país y que tendrá su presentación en Rosario en sábado 26 de enero en el Casino City Center. En tanto, desde principios de este mes, se presenta en Teatro Luxor de Villa Carlos Paz, donde estará todos los lunes de enero y los dos últimos de febrero.

Después de un viaje introspectivo y de aprendizaje por diversos lugares de América Latina, logró hacer canciones inéditas con un abanico rítmico diverso, construcciones distintas a las que estaba acostumbrado y letras con detalles diferentes. Pero también se encargó de vestir a cada una de estas canciones con imágenes, nuevas luces y una puesta de gran impacto audiovisual, para hacer de esta gira una experiencia realmente emocionante.

“Ojalá estas melodías y pensamientos logren alguna emoción, entonces, y sólo así, mi canto estará completo, pues habrá logrado hacer contacto y será un sentimiento compartido siempre”, confiesa Jorge Rojas sobre su nueva etapa creativa. Y agrega: “Estuvimos un poco alejados porque la preparación, la composición de canciones lleva mucho tiempo. Hay que encontrar el momento especial para poder plasmar en una canción lo que uno quiere decir y tantas otras cosas que hay detrás de la preparación de un nuevo disco”.

“Mi canto recorre todos los rincones de mi ser, visita mis pensamientos, se queda un tiempo en mis pesares, habita en mi fe, mi amor, se llena de mis alegrías, abrazo mis tristezas, se vuelve canción, palabras y melodías que son en definitiva mi cantar”.

¿Cómo volviste el proceso de hacer este disco, qué significo para vos viajar por un largo periodo para conocer nuevos ritmos de Latinoamérica?

Lo que yo quería, en primera medida, era hacer un disco de canciones inéditas. Llegó un momento que llevaba varios años de canciones de interprete, tenía ganas de renovar el repertorio. Uno viene trabajando hace muchos años y la verdad que es difícil encontrar la motivación para escribir veinte canciones para un disco, es por eso por lo que el viaje, fue motivador para mí, lo busqué por eso. Me fui solo para que la vivencia sea de primera mano y profunda. Me fui por Latinoamérica porque es la música que a mí me gusta, conocí nuevos paisajes, estuve en contacto con otros músicos.

¿De qué manera te enriquecieron las personas con las que te cruzaste en este viaje?

De muchas formas, por ejemplo, entender cuestiones rítmicas. Los patrones rítmicos de la música de Latinoamérica, en cada rincón hay una música diferente. Todo esto te suma, mi primera información musical fue la música del Chaco Salteño donde nací, y a partir de ahí, tengo muchos kilómetros recorridos que te van dejando sensaciones y experiencia. El viaje fue un punto de partida para pensar en otras cosas.

Hay una columna vertebral de los sonidos de este continente que lo une de norte a sur.

Es el sonido de los cueros, es el tambor. Esta en todas partes en los bongos, en las congas, en el bombo legüero, es ese sonido el que le da la vida a nuestra música.

¿Te sentiste cómodo a la hora de tomar el lugar de compositor habiendo sido siempre interprete?

En otro momento me ganaban las ganas de cantar temas de otros autores. Ahora apareció el autor y compositor y era una parte de mi que tenía que trabajar. Fue ahí cuando me junté con mi equipo de trabajo, algunas de las canciones son letra y música, en otras sólo letras, igualmente participé en la totalidad de las canciones. Yo nací como interprete, hay personas que nacen como autores. Cuando estaba en el Chaco Salteño cantaba las canciones referentes de ese lugar, después cuando me fui a Salta amplié con otros autores. No es tan fácil crear canciones, para mi fue muy grande este desafío.

“La gente se va a encontrar con un abanico rítmico muy variado. Fue una búsqueda especial, poder plasmar algunas letras que sean novedosas, romper un poco lo que venía siendo. Espero que les guste”.

 ¿Cuáles fueron los motivos por los que no estás en la grilla de Cosquín?   

Es sólo un tema de agenda y de una forma diferente de hacer mi trabajo, yo tengo una boletería abierta en Carlos Paz y con Cosquín somos vecinos, esa es una de las razones. Y también para darle la oportunidad a otros festivales más chicos donde no hemos podido estar. Me parecía que rodar el concierto por otros lugares era una buena medida.

¿Hay alguna posibilidad de que estés en alguna peña de Cosquín?

Es posible, tengo muchos amigos que van a cantar. Además, va a estar El Indio (Rojas). Si estoy descansado de la gira por ahí me arrimo.

Recién lo nombraste a tu hermano El Indio Lucio Rojas, ¿Cuál fue el aporte que hiciste a su carrera musical y qué cosas te aporta el a vos?

Eso sigue siendo nuestra música en dos espectáculos. En el momento que yo me junto con Lucio y Alfredo (Rojas), exponemos lo que es la música más criolla, las cantadas a trio, todo el acento folclórico en plenitud, como las chacareras chaqueñas. Ese trabajo estuvo en un mismo espectáculo por diez años, ahí también estaba esa faceta mía de interprete, donde iba por otros estilos. Llegó el momento en que yo vi la madurez de ellos y pensé que esas dos expresiones podían ir por separado. Yo estoy en la producción de ambos espectáculos, Lucio es quien está en la logística. Seguimos conformando un equipo, todo sigue siendo lo mismo.

¿Esta idea de grabar nuevos ritmos tiene que ver con expandir tus horizontes artísticos hacia otros países de Latinoamérica?

La verdad que no, es querer animarme a otras cosas y demostrarle a mi publico que por más que llevo veinticinco años en escena, siempre tengo algo nuevo para ofrecer. Igual es primero conmigo, no tiene ningún fin de atracción en otros lugares, no es ese el objetivo, es sólo sentir la necesidad de hacerlo.

“Este es un disco que ha llegado para renovarnos. Estamos felices por eso y porque siempre es un buen motivo para encontrarnos con nuestro público. Es la llegada de canciones nuevas, que estamos ansiosos por empezar a cantar”, explica.

¿Creés que en la vida de una artista hay momentos que te cambian para siempre?  

Las cosas que a mi me pasaron, muchas veces no se les puede encontrar una explicación, es haber estado en el momento justo. Yo entré a Los Nocheros en agosto de 1993, la primera presentación con ellos fue en la provincia de Buenos Aires. Ahí no más, en enero de 1994 somos la consagración. Yo empecé a cantar y, a los cuatro meses, fui consagración de Cosquín. Mi historia arranca así, siendo consagración, no tuve previa, fue increíble y esto viniendo del Chaco Salteño.

El video clip de “Olvida que te he amado”, el primer corte difusión del disco, relata una historia de amor y desencuentro protagonizado por los destacados bailarines Facundo Mazzei y Soledad Bayona, ya se escucha en todas las radios y canales de música del país.

Comentarios