tras una semana de ausencia

Jorge Rial volvió a Intrusos y habló sobre la pelea con su hija Morena

El conductor contó detalles de siete días complicados en el plano personal.

Redacción Rosario Nuestro

martes 3 de julio, 2018

Hace más de un mes comenzó una disputa insospechada: Morena, la hija menor de Jorge Rial utilizó su cuenta de Instagram para despotricar contra su padre y desde entonces nunca paró. La semana pasada, la adolescente de 19 años debió ser internada por una úlcera sangrante y el periodista se ausentó de la conducción de Intrusos. Este lunes, Rial volvió al mando y, frente a las cámaras, habló sobre el conflicto familiar y la salud de More.

Con la voz algo temblorosa, el conductor aseguró: “Siempre digo que uno está acostumbrado a ver de este lado las historias de los demás como un espectador y un día la vida te pone de este lado. No es la primera vez que me pone del otro lado, lamentablemente. A unos nos toca una vida, que el que escribió la mía la podría haber escrito un poquito mejor, pero no me quejo. Tengo una buena vida, dentro de todo”,

Más adelante, confesó: “Es un momento muy difícil. El más difícil de todos, tal vez. Pero, por otro lado, hoy puedo decir que estoy un poco más aliviado. Fue una semana muy dura. Por suerte, mi hija Morena hoy está muy bien cuidada, muy bien protegida. Está en camino a recuperarse y yo, a recuperar a mi hija, que la amo profundamente”,

Además, detalló los días que vivió en el hospital junto a su hija a raíz de su problema de salud: “La semana pasada fue bastante dura. Ella tuvo un problema de salud bastante grave. Por suerte, tomó conciencia, se dio cuenta de que estaba mal y se internó”, contó, y aclaró: “Yo siempre estuve ahí”.

Por otra parte, reflexionó: “Tiene 19 años. No tuvo una vida fácil. Todos conocen lo que pasó. Es influenciable. Está buscando su lugar en el mundo. No es fácil. No es fácil ser hija de alguien como yo. Pasó por cosas muy difíciles en su vida. Abandonos, operaciones y decisiones de vida muy difíciles…”

Asimismo, se refirió al entorno de su hija en el último tiempo: “Se acercó gente mala que buscó ventajas de ella, que la captaron casi como una secta. La transformaron en algo casi irreconocible. Se aprovecharon y abusaron de ella. Cuando hablo de abuso hablo de pedirle plata, sacarle todo, amenazarla. Cada llamada telefónica era un susto”

También aclaró que él siempre acompañó a Morena en este duro momento:”Yo siempre estuve. La vi varias veces dormida, porque en este momento tiene un enojo grande conmigo. La entiendo y sé que es un enojo nada más. Tenía una licencia médica mía de una semana pero la usé para laburar en alejar a mi hija de todo eso. Hoy, estoy muchísimo más tranquilo. Mi hija está en las mejores manos. Está siendo cuidada con mucho amor”,

Por último, Rial expresó su amor incondicional hacia su hija. “Es mi hija. La amo y la voy a recuperar y la voy a curar con amor. Y nos vamos a tomar todo el tiempo posible para eso. Todos los que le hicieron daño, ya está, ya lo hicieron. La hicieron pelota. Tiene 19 años. Por suerte, rápidamente la gente que la quiere nos arropamos, la abrazamos y vamos a estar al lado de ella los que siempre estuvimos”.

Y culminó con unas palabras para los que se acercaron hace poco a a la adolescente. “A la mala gente que está enferma desde las adicciones, de la cabeza, que hace daño, le pido que se vaya, que me deje. Ya hicieron daño, destruyeron. Ustedes destruyen y yo voy a construir”, concluyó.

Comentarios