Los detalles

Jorge Rial dio el sí y eligió una boda campestre sin celulares


Arazados y a los besos el sábado a las 19.30  Jorge Rial y Romina Pereiro saludaron a la prensa luego de dar el sí. La fiesta fue organizada por Claudia Villafañe quien eligió junto a los homenajeados una opción campestre en el El Abierto, un espacio con parque en el barrio de Saavedra.

Resultado de imagen para boda rial

La ceremonia del civil inició a las 18 frente a un grupo reducido de invitados (cien, según contaron los organizadores. “No esperen nombres rutilantes ni shows increíbles”, había anticipado Rial. Entre los presentes estuvieron sus hijas, Morena y Rocío, y las de Pereiro, Emma y Violeta. Guillermo Marín, íntimo amigo de Rial, y su mujer, Valeria Archimó, fueron otros de los afortunados invitados.  Entre las condiciones para ingresar se pidió a los presentes que dejaran afuera sus celulares, una práctica ya instaurada para evitar que se filtren fotos en las redes sociales. La diseñadora Paz Cornú, amiga de la pareja, fue quien se ocupó del vestido de la novia.  “Es algo sexy, con encaje francés, con terminaciones bordadas, algo de plumetí con transparencias y un escote”, había adelantado Romina sobre uno de los dos vestidos que usó. “Hice uno formal y otro más cómodo para el momento del baile. Ella tiene una altura increíble y yo quería resaltar eso. El vestido tiene una cosa angelical y sexy. Ambos están hechos en géneros livianos, es una novia muy actual, diferente quizás a la cosa tradicional de muchas capas y telas.

En cuanto a Rial, desde hace tres meses que tiene listo su atuendo. El viernes se fue hacer el tratamiento Luxury Bronce para estar con un tono de piel más dorado, algo que no convencía del todo al conductor. “Si yo soy remorocho, ¿hace falta?”, les preguntaba a sus íntimos. “Quedó recaribeño”, decía alguien que vio el cambio de un día para otro.

La organización del evento estuvo a cargo de la empresa Plan V, de Claudia Villafañe. Para la lista de casamiento, los novios pidieron que se donara todo a una escuela rural de Misiones.

Morena Rial, una diosa en el casamiento de su padre. (Foto: Instagram).

El romance entre Rial y Pereriro se hizo público en agosto de 2017. Sin embargo, el primer cruce fue en las redes. “¿Qué pasa a los hombres?”, preguntó ella en un tuit que fue respondido inmediatamente por él. “Yo puedo contarte algo...”, le respondió Rial, quien en la Navidad pasada le propuso matrimonio. Fue el prólogo de esta unión que ambos decidieron formalizar ayer, en compañía de sus familiares y seres queridos.