conflictos internos

Intervienen la Unidad Regional I de la Policía de Santa Fe por supuestos vínculos con el delito

La sede policial de la capital provincial fue intervenida este miércoles por la tarde por el Ministerio de Seguridad. Mediante un documento que trascendió, el ministro Marcelo Saín nombró un nuevo jefe. Se trata de Marcela Muñoz quien se desempeñó anteriormente al frente del área de Gestión Judicial de la policía.

Policía
Franco Trovato Fuoco

La policía santafesina sigue siendo foco de conflicto. Este miércoles por la tarde se conoció un documento en el cual se encomendaba,  por parte del ministerio de Seguridad provincial, la intervención de la Unidad Regional 1 de la ciudad de Santa Fe.

Esta decisión del ministro Saín se da tras una serie de allanamientos que se llevaron adelante los primeros  días de este mes en el Comando Radioeléctrico de la capital provincial. Que según trascendió, la dependencia, tendría vínculos con organizaciones criminales. Daniel Filchel era quien estaba a cargo de dicha sede policial, ahora será reemplazado por Marcela Muñoz.

"Motivan esta solicitud, en primer lugar, una sucesión de acontecimientos de conocimiento público institucionales y judiciales que involucran a dependencias operacionales y administrativas, así como a su personal, de la mencionada Unidad Regional", indica la resolución firmada por el ministro de Seguridad, Marcelo Saín.

Además el documento evidencia y detalla las situaciones de irregularidad que se presentaban en la dependencia policial intervenida.  “El ministerio ha tomado conocimiento sobre una sucesión de hechos delictivos de carácter violento en la jurisdicción, ocurridos luego de la declaración de la emergencia sanitaria por el brote de COVID-19, en la que también se detectó inacción y falta de anoticiamiento al MPA por parte de efectivos policiales", asegura el documento.

"No es menor tampoco el incidente ocurrido entre dos miembros de la institución policial, en la que se investiga una presunta privación ilegítima de la libertad, amenaza agravada y tentativa de homicidio por parte del entonces Jefe de la Agrupación Unidades de Orden Público de la Unidad Regional I", agrega.

Y finaliza: "Lo descripto da cuenta de una situación de desorden de la Unidad Regional I, que se ha acentuado en los últimos dos meses, generando la imperiosa necesidad de abordar de forma urgente la cuestión, de manera de restablecer el normal funcionamiento y, además, a fin de obtener un cabal conocimiento del estado de situación no sólo en lo relativo al despliegue operativo sino también a los órganos de administración de la Unidad, determinando la necesidad de un remedio institucional a través de la figura de la intervención".